Grenoble

  • © Atout France / Jean François Tripelon-Jarry

Grenoble Grenoble fr

Grenoble, capital de los Alpes

Grenoble la montañosa está rodeada por las abruptas pendientes de la Chartreuse, el Vercors y la cadena de Belledonne: cada una de sus calles se abre sobre unas vistas extraordinarias de macizos montañosos con cumbres nevadas, que fueron el marco de los Juegos Olímpicos de invierno de 1968.

A visitar en Grenoble

Una visita a Grenoble debe empezar por ascender en teleférico hasta el Belvedere de la Bastilla, que domina la ciudad a 250 metros de altura, para disfrutar de unas vistas impresionantes de los Alpes y de la localidad. Grenoble, que cuenta con un pasado prestigioso y es un importante centro universitario desde 1339, ha sabido conservar los testimonios de sus 2.000 años de historia.

El Museo del Antiguo Obispado narra la historia del departamento del Isère, de la Prehistoria hasta nuestros días; el Museo Dauphinois, de arte y tradiciones regionales, está situado en el antiguo convento de la Visitación de Marie-d’en-Haut (siglo XVII), cuya capilla es una joya del arte barroco. El Museo de la Resistencia y de la Deportación relata la historia de la II Guerra Mundial y de la Resistencia en Grenoble y en el Isère, con una presentación contemporánea.

La Casa de Stendhal, lugar natal del autor de El Rojo y el negro, el Museo Stendhal dedicado al escritor y el insólito Museo de los Autómatas. A unos kilómetros de Grenoble, el castillo de Vizille alberga el Museo Nacional de la Revolución Francesa.

Más información