Choux d'enfer, Street Food en París

  • Chou d'enfer

    © Pierre Monetta

    Chou d'enfer

    © Pierre Monetta

  • Kiosco Choux d'enfer

    © Pierre Monetta

    Kiosco Choux d'enfer

    © Pierre Monetta

  • Los chefs Alain Ducasse y Christophe Michalak

    © Pierre Monetta

    Los chefs Alain Ducasse y Christophe Michalak

    © Pierre Monetta

Choux d'enfer, Street Food en París

 

El 27 de enero de 2014, en París, fue inaugurado Choux d’enfer, un nuevo concepto de pastelerías francesas donde se combina la comida callejera con la alta repostería francesa. 

La idea nació de dos grandes chefs franceses, Alain Ducasse y Christophe Michalak, quienes se dieron cuenta que en Francia, lo que más se come en la calle son panes dulces. Así nació la idea de poder servir choux en cuestión de minutos, en un kiosco perfectamente ubicado en el cruce de rue Jean Rey y quai Branly, y donde se logra el delicado arte de ofrecer un choux crujiente por fuera y suave por dentro.  

¿Qué es el choux?

La pasta choux (o simplemente choux) es una masa típica francesa que se caracteriza por ser muy ligera. Se suele comer fría y a menudo rellena con otros ingredientes que pueden ser dulces o salados. En la historia de la repostería francesa, la pasta choux es a la vez sencilla en su degustación, pero muy compleja en su elaboración.

Meses de pruebas y muchas degustaciones fueron necesarios para definir el tamaño, los perfumes y el equilibrio de sabores de los choux. “El secreto está en el equilibrio de los sabores y el contraste de temperatura entre la pasta y la crema” afirmó Christophe Michalak. Los deliciosos pastelitos terminan de cocer en el kiosco y se rellenan al momento de servir para garantizar su frescura. Solo queda llevarse estos pequeños bocados de placer en una bolsita o devorarlos en el instante. 

 

Los sabores que pueden encontrar en Choux d’enfer 

  • Chocolate
  • Caramelo hecho con mantequilla salada
  • Vainilla 
  • Café
  • Cítricos
  • Queso comté
  • Pimienta negra
  • Curry y chile de Espelette
  • Comino y chile de Espelette