La gastronomía en el Caribe francés

  • Accras, en Martinica

    Accras, en Martinica

    © Comité Martiniquais du Tourisme- D. Giral

  • Ron de las islas de Guadalupe

    Ron de las islas de Guadalupe

    © Accor

  • Platillo típico

    Platillo típico

    © Atout France/ Droits réservés 2012

  • Langosta de Martinica

    Langosta de Martinica

    © Comité Martiniquais du Tourisme- Luc Olivier

  • Epspecias de Guadalupe

    Epspecias de Guadalupe

    © Jean-Marc Lecerf www.oceandimages.com

  • Frutas exóticas de Guadalupe

    Frutas exóticas de Guadalupe

    © Jean-Marc Lecerf - www.oceandimages.com

La gastronomía en el Caribe francés Grande-Terre gp

En el Caribe la cocina es una increíble mezcla de tradiciones caribeña, europea, india, africana y oriental.

A los sabores de orígenes lejanos se les suma la utilización de recursos locales, como el pescado, las verduras, los condimentos y las especias –las más utilizadas son el azafrán, la pimienta, el comino y muchas variedades de chile.

Los guadalupenses son los segundos consumidores de pescado del mundo; caldo corto de pescado, blaff de almejas, langostas asadas y fricasé de lambí forman parte de los suculentos platos que descubrirás en la isla.

En Martinica, no te pierdas bajo ningún pretexto la Feria de Cangrejos durante la época de Semana Santa; incluso podrás ser testigo de las carreras de cangrejos.

Samosas, acras de verduras o de bacalao, ensalada de palmitos, bonbons-piment (un tipo de buñuelos) y colombo de pollo ofrecen un atractivo condensado de la cocina criolla.

Los mercados multicolores ofrecen la oportunidad de descubrir frutas y verduras locales (chayote, ñame, maracuyá, carambolas, boniato, mandioca, fruta del pan, plátano amarillo), especialidades criollas (morcillas, acras, patés de lambí, de bacalao o de langosta), así como el café y el cacao cultivados en las Antillas.

El pueblo de Grand-Case, en San Martín, es considerado como la capital gastronómica del Caribe. Los restaurantes de las callejuelas contrastan con los lolos, pequeños comedores a cielo abierto generalmente situados a la orilla del mar. No te marches sin haber probado las producciones locales como el melón, el café arábica y el cacao –considerado como el manjar de dioses­­–  que se prepara en crema o en tableta.

Sabías que…

El aperitivo no se concibe sin un vaso de ponche de ron agrícola –que se destila en los cuatro departamentos del territorio. El ron, hecho a base de caña de azúcar, forma parte importante de la cultura antillana. La caña de azúcar hizo su aparición en 1635 en Mardinica, antiguo nombre de Martinica que significa isla de las flores,.

En el Caribe francés, el ron es una verdadera institución. Fruto de técnicas ancestrales inigualables, el ron de Martinica es uno de los mejores del mundo (es el único en haber obtenido una denominación de origen controlada). Además, en 2008, el ron martiniqués fue recompensado con la Gran Medalla de Oro del Concurso Mundial de Bruselas.

El ron se consume puro o mezclado en diversos cocteles, como el ti'punch (limón, ron y azúcar), la piña colada, el mojito o el daiquiri. Este alcohol también se utiliza para perfumar numerosos postres, como el babá al ron o los plátanos flambeados. Como bebida reina, el ron tiene su propio museo, situado en una antigua casa colonial de Sainte-Marie que cuenta la historia del ron agrícola a través de fotografías que presentan las diferentes etapas de su elaboración.

No te pierdas...

La Fiesta de las Cocineras en las islas de Guadalupe: desde hace más de 90 años esta celebración es un verdadero evento cultural. Organizada durante el mes de mayo, es una oportunidad única de saborear platillos locales hechos a base de recetas ancestrales por verdaderas embajadoras de la cocina típica criolla.

 

Más información