Las 10 ventajas de la montaña en Verano

  • Diversión en la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

    Diversión en la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

  • Paisajes de la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

    Paisajes de la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

  • Granja en la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

    Granja en la montaña en verano, Francia

    © Atout France/ Phovoir

Las 10 ventajas de la montaña en Verano

La montaña no solo es para esquiar, también puedes disfrutar de la montaña en verano.

 

Aquí te contamos 10 razones para vacacionar en la montaña en verano.

 

1- Hermosos paisajes

Una puesta de sol en el lago, un paisaje que descubres al salir de una curva o al pasar un puerto de montaña, miles de flores en el pasto alpino; en todas partes, en cada instante, en plena naturaleza o en la terraza de un café, puedes quedarte maravillado… 

 

2- Aire puro

Inhala, exhala, inhala, exhala… el aire puro está por todas partes, alrededor, adentro, afuera… de repente te sientes mejor… 

 

3- Rodeado por la naturaleza 

En la montaña en verano, estarás en medio de la naturaleza. Omnipresente, auténtica, eterna…nada más natural. Para aprovecharla plenamente, encontrarás caminos y senderos balizados, parques regionales y nacionales, sitios excepcionales, increíbles carreteras pintorescas y, ¡Oh sorpresa! al final de tu camino, hermosos pueblos con mucho encanto.

 

4- Múltiples encuentros y hallazgos

Descubrir una quesería, visitar una capilla, tomarse tiempo para visitar los mercados de artesanos, visitar los burgos del valle o las bonitas ciudades de los alrededores…siempre hay algo atractivo e inesperado en el programa.

 

5- Vistas imperdibles

Si el deporte o el senderismo no son tus actividades favoritas, no te preocupes. Pues no es necesario transpirar o agitarse, basta simplemente con estar aquí. En un balcón, en una plaza de pueblo, al borde de un lago, no hacer nada, quedarse cautivado por la belleza del paisaje, el aire puro, la tranquilidad, los olores… ¡Estás de vacaciones!

 

6- Una montaña de actividades

Si al contrario, eres un apasionado de sensaciones fuertes, la montaña es un terreno de juego estupendo. En el aire, en la tierra, en el agua, una multitud de actividades están disponibles. Así puedes variar gustos y emociones. En la montaña, una nueva actividad te está esperando cada día.

 

7- Visitar el patrimonio

En cuanto al patrimonio, la montaña esconde pequeñas maravillas. Edificios religiosos, fortificaciones militares, castillos, museos y ecomuseos, sitios históricos excepcionales. La historia, las tradiciones y la cultura se perciben por doquier.

 

8- Una tierra acogedora

Desde el camping en la granja hasta el hotel 4 estrellas; desde el picnic cerca de un río hasta el restaurante gastronómico; la montaña se adapta a todos los deseos y a todos los bolsillos… gastar, un poco, mucho o apasionadamente…

 

9- Sentirte a gusto

En la montaña, tú eres él que decide: ¿prefieres la soledad o la compañía? ¿Prefieres el movimiento y la animación o la tranquilidad y los reencuentros? Aquí siempre encontrarás el lugar que más te corresponde. Un chalet aislado sólo para ti, una fiesta de pueblo, un festival o simplemente un pequeño café lleno de vida y posibles encuentros.

 

10- Bienestar

Entre aguas termales y los mejores spas, en la montaña en verano podrás relajarte y cuidar del cuerpo y el alma.

 

Si aun no estás convencido que la montaña en verano es el mejor destino para tus próximas vacaciones en Francia, tenemos más artículos de interés para ti.