Le Havre : Patrimonio Mundial de la Humanidad

Le Havre : Patrimonio Mundial de la Humanidad

La Unesco acaba de incluir a la ciudad de Le Havre en la lista de prestigiosos lugares  "Patrimonio Mundial de la Humanidad"

La  historia de la ciudad se inscribe, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, en las páginas más negras de la lógica implacable de la guerra: la ciudad portuaria  fue la más destruida de Francia, al igual que los 12.500 inmuebles, un puerto inutilizable en un 95 % y 80.000 personas en la calle.  <?xml:namespace prefix = o />
 
 
La reconstrucción:
 
El urbanista Félix Bruneau diseña un plan de reconstrucción y  Auguste Perret, arquitecto de renombre mundial, es nombrado Arquitecto en Jefe de la reconstrucción de Le Havre por el Ministerio de la Reconstrucción y del Urbanismo creado en 1944. Más de un centenar de arquitectos trabajaron en el proyecto.     
 
La Escuela Perret va, a partir de ese momento, a introducir un espíritu de innovación y de investigación urbana siempre inspirado en la tradición clásica francesa.   Le Havre se transforma en una ciudad moderna: el hormigón será utilizado en diferentes formas ofreciendo una gama de colores y efectos sumamente ricos.
 
 
 
El clasicismo se distingue fácilmente en la organización vertical de los edificios "Perret". Este estilo representa la búsqueda de comodidad para todos, la espacial, con grandes alturas en los techos, grandes ventanales con balcones, superficies amplias y utilización de materiales nobles (madera, metal y hormigón trabajado) y confort técnico como calefacción, baños, sanitarios y cocinas equipadas...
De este modo, esta obra se transforma en referente precursor de un urbanismo moderno.   
 
La inscripción de Le Havre como Patrimonio Mundial de la Humanidad:
 
Para poder formar parte de esta prestigiosa lista que cuenta con 788 lugares de los cuales 37 se encuentran en Francia, el "candidato" debe contar con uno de los cinco criterios definidos por la Unesco y que garantizan su valor universal y excepcional.    
Entre otros requerimientos, el sitio debe poseer un criterio de autenticidad y beneficiarse con una protección jurídica adaptada a su preservación y que le garantizarán su perennidad.
Asimismo, se implementaron otras acciones complementarias a este gran proyecto como el censo del patrimonio de la ciudad, realización de un estudio de preservación y valorización urbana...
 
 
Entre todas estas novedades, a partir de 2006, habrá una exposición itinerante sobre la reconstrucción de Le Havre, la cual se exhibirá en diferentes países, pero antes será presentada en las instalaciones de la asociación "Ville d´Art et d´Histoire" acompañada de una película que mostrará el valor universal y excepcional del "patrimonio Perret".
 
 
La recompensa obtenida finalmente y que corona 20 años de trabajo ambicioso y apasionado, marca un rotundo cambio en la historia de esta ciudad. Esta declaración favorecerá sin duda el intercambio cultural y científico, con otras ciudades también inscriptas como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, como así también un crecimiento en la economía local por medio del desarrollo comercial y el aumento en las inversiones.   
 
 
Para más información: