Los mejores bares de hoteles en París

  • Bar Long del Royal Monceau – Raffles París

    Bar Long del Royal Monceau – Raffles París

  • Bar del Shangri-La Hotel París

    Bar del Shangri-La Hotel París

  • Bar 228 del Hotel Le Meurice

    Bar 228 del Hotel Le Meurice

  • Bar del Plaza Athénée

    Bar del Plaza Athénée

  • Bar del Park Hyatt Paris – Vendôme

    Bar del Park Hyatt Paris – Vendôme

  • Bar del Bristol

    Bar del Bristol

  • Bar “8” del Mandarin Oriental de París

    Bar “8” del Mandarin Oriental de París

Los mejores bares de hoteles en París paris fr

¡La Ciudad de la Luz no se apaga a las 22:30 hrs! Tienes una cita en los bares de los grandes hoteles para divertirte, probar sabores inéditos y vivir París de noche.


DIVERTIRSE – ¡Vive las noches parisinas más trendy!

Bar del Plaza Athénée

En la avenida Montaigne, el It-bar de Alta Costura y súper-conectado del Plaza Athénée ha conservado su espacio y su revestimiento de madera del siglo XVIII (monumento protegido), para mejor reinventarse: su techo representa un vestido drapeado sobre el cual se han colocado unos focos como si fueran agujas, la barra aparenta una pasarela traslúcida…

 A la caída del sol, el bar del Plaza se convierte en un lugar de culto de la noche parisina: la generación “Y” más “fashion” se codea con los famosos que acuden de incógnito, en un ambiente de club selecto.

Ambiente: after-work de Alta Costura a las 18 horas y club urbano “in” por la noche.

Lo más destacado: los vasos de cóctel diseñados por Thierry Hernandez, director del bar del Plaza Athénée, que ha mandado fabricar a medida en Murano: unas piezas únicas de cristal soplado, que parecen de tamaño idéntico cualquiera que sea el combinado servido (pequeño, mediano o grande). 

 

Bar del Bristol

Lugar intemporal orientado hacia el arte contemporáneo, el Bar del Bristol evoca un club inglés con su revestimiento de madera, parquet de roble Versalles y un tapiz de Aubusson monumental… Un clasicismo revisitado por sus taburetes en leopardo, su lustro con adornos de pasamanería o su gran pantalla detrás de la barra. Es en este ambiente elegante y discreto donde se reúne la clientela parisina y cosmopolita del Faubourg Saint-Honoré, todos los viernes y sábados por la noche para unas veladas con DJ, o los jueves por la noche para el after work más exclusivo de la capital con su “live DJ Mix”.

Ambiente: una velada chic informal o un aperitivo de cócteles creados por el bartender en jefe Maxime Hoerth, que en 2011 recibió el título de Mejor Obrero de Francia, saboreando las tapas saladas y dulces de Eric Frechon, chef del Bristolcon tres estrellas Michelin.

Lo más destacado: el cóctel So British, a base de té, es presentado en un vaso con pie y asa, como una verdadera “cup of tea”.

 

Bar Long del Royal Monceau - Raffles París

A unos pasos de la plaza de l’Etoile, el Bar Long del Royal Monceau – Raffles París, diseñado por Philippe Starck, es un lugar vivo, trendy y abierto a todos. Iluminado con unas luces vertiginosas que descienden del techo, unas lámparas asimétricas cubiertas de caligrafías, es el lugar donde se celebran veladas animadas y con buen ambiente. Su gran mesa alta, prolongación de la barra, es un verdadero lugar de intercambio y de encuentros entre su clientela parisina y los huéspedes del hotel. No hay que perderse las veladas del jueves al sábado acompañadas por la música del DJ residente o las delicadas creaciones dulces de Pierre Hermé, chef pastelero del hotel.

Ambiente: all-day dining Bar con desayuno lounge, lunch a medida a combinar según las preferencias o selección de tapas a la hora del aperitivo.

Lo más destacado: los vasos encontrados en los mercadillos están expuestos detrás de la barra, a disposición de los huéspedes, que eligen el que más les gusta para que le sirvan en él su cóctel preferido.

 

RELAJARSE: quietud y armonía para una velada intemporal… 

Bar 228 del Hotel Le Meurice

Frente a las Tullerías, el Bar 228 del Hotel Le Meurice es un club inglés con un refinamiento arquitectónico extremo que ha resistido el paso de distintas épocas: revestimiento de madera del siglo XVIII (monumento protegido) finamente subrayado con oro, techo y paredes decorados con frescos originales, mientras que unos sofás Chesterfield y unos sillones basculantes revisitan hábilmente los clásicos. Su ambiente acogedor e intimista invita a sumergirse en este palacio histórico donde se han alojado reyes y brillantes artistas, como Salvador Dalí. Por la noche, dos músicos de jazz se colocan junto al Piano-Bar y ofrecen un ambiente musical, mezcla de grandes clásicos e improvisación.

Ambiente: reuniones profesionales informales, comidas rápidas de calidad, aperitivos chic informales y jazzy, salidas de espectáculos…

Lo más destacado: deja que William Oliveri, director del Bar 228 -que empezó a trabajar en el Meurice en 1978-, te cuente cómo Dalí realizó una entrada teatral en el bar del hotel para besar el zapato del Conde de Barcelona, rindiéndole pleitesía. Mítico…

 

Bar del Shangri-La Hotel Paris

A la esquina con la plaza Iéna, en el antiguo palacio del príncipe Rolando Bonaparte, declarado Monumento Histórico, el Shangri-La Hotel París es un lugar donde el tiempo parece haberse detenido. Su bar, con una auténtica decoración de estilo Imperio, inspira quietud y armonía. El marco ideal para saborear por la noche un cóctel o una copa de vino, elegidos en la muy amplia bodega del establecimiento, siempre renovada. El lounge intimista, formado por tres salones declarados monumentos protegidos, ofrece una alternativa al bar durante el día. 

Ambiente: reuniones profesionales tranquilas por la mañana, comidas rápidas en un ambiente apacible, tea time relajante, aperitivos y salidas de espectáculos.

Lo más destacado: las flores comestibles utilizadas en los cócteles, pensamientos, capuchinas o flores de zanahoria, en el fondo del vaso o colocadas con total ligereza. 

 

Bar del Park Hyatt Paris - Vendôme

Muy cerca de la plaza Vendôme, el bar del Park Hyatt Paris – Vendôme es un lugar distinguido, decorado por el arquitecto Ed Tuttle, con paredes color chocolate, iluminadas por las obras del pintor Ed Paschke. Por la noche, las luces tamizadas favorecen la sensación de confort y de intimidad, mientras que el patio del hotel baña con su luz el espacio durante todo el día. “Hacer que el cliente disfrute y sorprenderle”, es el lema de Yann Daniel, bartender en jefe. Verdadero artista de los combinados, propone unos cócteles “a la medida” pero también una selección de Champaña por copeo, vinos, alcoholes y licores de añadas casi imposibles de encontrar…

Ambiente: descanso refinado con música lounge de fondo para reuniones de negocios o unos city breaks zen y estéticos.

Lo más destacado: “Express Yourself” en el que el bartender prepara un cóctel exclusivo siguiendo los gustos del cliente. Te revelará el secreto de su composición y tal vez se convierta en tu combinado favorito.

 

DEGUSTAR: para un paréntesis gastronómico exclusivo 

Bar "8" del Mandarin Oriental de París

En la calle Saint-Honoré, el bar “8” del Mandarin Oriental de París, seduce desde la entrada: pared en cristal de Murano, imponente barra central tallada en mármol, paredes de color musgo con cristales de Lalique incrustados…  Y todo ello abierto al hermoso jardín interior y su terraza climatizada. La originalidad también destaca en la oferta Street Marx, inspirada por los food trucks que el chef Thierry Marx, al frente de la cocina, ha reinterpretado con su increíble creatividad natural.

Ambiente: lunch finger food o “Street Marx”, degustaciones a la hora del aperitivo, salidas de espectáculos elegantes e informales…

Lo más destacado: los cócteles elaborados siguiendo las sugerencias y preferencias de los clientes, bautizados con su nombre e incluidos en la carta, a saborear en la intimidad del rincón VIP.

 

Qué ver

Alrededores