Ruta de compras por Burdeos

  • Burdeos

    © lWikimedia Commons / Ludovic Courtès

    Burdeos

    © lWikimedia Commons / Ludovic Courtès

  • Iglesia Notre-Dame, Burdeos.

    © Wikimedia Commons /Christophe.Finot

    Iglesia Notre-Dame, Burdeos.

    © Wikimedia Commons /Christophe.Finot

  • Zapatos

    © Atout France / Thinkstock / Photographe : Connel_Design

    Zapatos

    © Atout France / Thinkstock / Photographe : Connel_Design

Ruta de compras por Burdeos 33000 Bordeaux fr

Además de ser una de las regiones vinícolas más ricas del mundo, Burdeos también es un importante centro de intercambio, donde el petróleo, la alfarería y los metales fueron moneda corriente en el pasado.

El Puerto de la Luna ha sido declarado monumento histórico de la UNESCO y sigue acogiendo a quienes buscan buenos negocios ya que ir de compras se ha convertido en un elemento vital del patrimonio cultural bordelés.

Ruta de tiendas en Burdeos

A lo largo de la calle Sainte-Catherine, cerca de la plaza de la Victoire, hay una docena de tiendas de diseñadores independientes y de ropa vintage con excelente curaduría. Es el punto de partida que no deben perderse aquellos que buscan artículos únicos a buen precio. Estas son algunas de las pequeñas tiendas escondidas que merecen ser visitadas: Sew & Laine (Cours de l'Argonne, 85), Leilou Shop (calle del  Loup, 12), Arsenic et Vieilles Dentelles (calle de Trois Conils, 39), Jolie Môme (calle del Pas-Saint-Georges, 22) y Bis Repetita (calle  de Cheverus, 36).

El Triángulo de Oro, situado al norte de la calle Sainte-Catherine, está formado por la Cours de l'Intendance, la Cours Georges Clémenceau y las Allées de Tourny. Zona cultural de gran riqueza arquitectónica, este barrio es el más prestigioso de Burdeos. Todas las tiendas de ropa, de accesorios y de decoración de alta gama están representadas: las Galeries Lafayette, Agnès B., Christian Lacroix, Longchamp, Alain Figaret, así como el joyero Dinh Van, los cristales Baccarat y muchos más... Rodeado de lujo y elegancia y con tantas cosas por ver –incluido el Gran Teatro– es posible que ya no quieras salir de este Triángulo fabuloso.

Se te hará la boca agua

¿Tu estómago empieza a hacer ruidos tras contemplar tantas vitrinas? El Comptoir Bordelais (calle Piliers de Tutelle, 1 bis) y Comtesse de Barry (Cours de l'Intendance, 33) lo tienen todo para saciarte, con foie gras, caviar, cassoulet, trufas y muchas cosas más.

Los amantes del chocolate deben dirigirse a La Maison Darricau (plaza Gambetta, 7). Esta institución centenaria mezcla los mejores ingredientes con refinadas creaciones, entre otros, unas delicias de chocolate a base de ciruelas de Agen, vinos del Médoc o Cognac... Pregunta por la especialidad dulce local en Cannelé Baillardan, instalado en varios establecimientos de Burdeos.

Arte y piezas raras

Carré d'artistes (calle de Remparts, 66) es una marca comercial que busca democratizar el arte exponiendo todas las obras en pie de igualdad. Aquí el precio de las obras está basado en el tamaño del artículo y no en la firma del artista.

Para darte una verdadera vuelta por la historia de Francia, es obligatorio acudir al Passage Saint-Michel (plaza de Canteloup, 14-15), en la ciudad vieja. Los anticuarios ocupan dos plantas laberínticas de un antiguo maduradero de plátanos del siglo XIX.