TRABAJA DURO, JUEGA AL MÁXIMO en Antibes

  • Antibes Juan Les Pins

    © Antibes

    Antibes Juan Les Pins

    © Antibes

TRABAJA DURO, JUEGA AL MÁXIMO en Antibes Antibes fr

La histórica Antibes, una hermosa ciudad
a orillas del mar ubicada en la Costa Azul, actualmente  es famosa por ser un centro de cultura
artística y tener concurridos cafés y coloridos mercados, pero con la apertura
del tan esperado
Centro de Convenciones
Antibes Juan-les-Pins
en el otoño de 2013, Antibes también será conocida
cada vez más como un destino de negocios de primera clase.

El Centro de Convenciones, cuya finalización
se proyecta para junio de 2013, tiene 14.000 metros cuadrados y cuenta con un
diseño contemporáneo vanguardista del arquitecto francés Jean-Jacques Ory,
quien es conocido por mimetizar a los nuevos edificios con sus entornos de una
forma ecológica. El edificio iniciará sus operaciones de forma oficial en
octubre (aunque el centro comercial ubicado en la planta baja planea abrir sus
puertas este verano) y se espera que esto inyecte aún más vitalidad económica
al ya próspero pueblo de la Riviera Francesa, que es el segundo más grande de
la provincia Alpes-Maritimes, después de Niza.

La despampanante “joya de la corona” del
Centro de Convenciones será su terraza, que contará con un auditorio con
capacidad para 500 personas. Este espacio ecológico también contará con un
salón de exhibiciones de 1.700 metros cuadrados, 12 salas de reuniones
multipropósito, dos parqueaderos con capacidad para 700 coches, y un
restaurante gourmet con vistas panorámicas y una amplia terraza con vista a la
majestuosa Bahía de Juan-les-Pins.

Ubicada en un tramo precioso entre la
glamorosa Cannes y la pintoresca Niza, Antibes se encuentra a apenas 12
kilómetros del Aeropuerto Nice Côte d'Azur. Docenas de aerolíneas operan vuelos a
cientos de destinos dentro y fuera de Francia, lo cual brinda fácil acceso al
nuevo centro de convenciones a los viajeros de negocios alrededor del mundo. El
Aeropuerto Cannes Mandelieu, un complemento a las opciones de viaje aéreo de la
región, se encuentra a 20 kilómetros del nuevo Centro de Convenciones y se
especializa en aviación ejecutiva, en especial para VIPs quienes aprecian el servicio
amable y refinado que ofrece el aeropuerto. Además, los trenes TGV de alta
velocidad tienen estaciones en Antibes, mientras que el servicio regional de
ferrocarriles se encuentra disponible en el pueblo aledaño de Juan-les-Pins.

Quienes viajen para asistir a eventos en
el nuevo Centro de Convenciones, tendrán la oportunidad de visitar un pueblo
que ya es famoso por su Musée Picasso a la orilla del mar y sus
auténticas calles de la Vieja Antibes. Además, podrán disfrutar de divertidas y
animadas opciones de vida nocturna (que incluyen los restaurantes más
impresionantes y el ambiente siempre chic
de los bares y discotecas de la zona) para poder divertirse luego de finalizar
sus negocios, al caer el sol.

El área de Antibes es el hogar de tres
restaurantes recibidores de estrellas Michelin: Le Figuier de Saint-Esprit del Chef Christian Morisset, de cocina haute; y en Cap d’Antibes, el idílico y familiar restaurante de
mariscos De Bacon; y Les Pêcheurs con inspiración
mediterránea en el Cap d’Antibes Beach Hôtel, de 5 estrellas.

Uno de los lugares nocturnos más
populares en Antibes es La Siesta Club,
la discoteca en terraza al aire libre más grande de la Costa Azul que, durante
el verano, es el lugar para lucirse y socializar los días jueves, viernes y
sábados. La Siesta es parte de la familia de casinos alrededor de Francia de Le
Groupe JOA y pertenece a un complejo de entretenimiento que ofrece a los
turistas una disco con buen estilo donde pueden bailar al ritmo de la música
pop y house, un casino para probar su suerte en el póker, la ruleta y las
máquinas tragamonedas, una majestuosa terraza bar donde pueden tomar cocteles,
y un restaurante donde se puede cenar en un entorno de cocina abierta. Y claro,
en este precioso lugar a orillas del mar (que cuenta con imponentes paisajes
que van del Cap d’Antibes a Niza) las vistas de las “bellas personas” son
grandiosas.

Los turistas que deseen pasar una velada
más tranquila y relajada pueden visitar el Café
Cosy,
un bar de vinos y cocteles en el corazón del Centro Histórico de
Antibes con iluminación sutil y sonidos rítmicos de blues y jazz que fluyen en
el aire nocturno; el Café está abierto de martes a domingo y también cuenta con
fiestas y eventos privados. Aquellos que deseen disfrutar de una noche casual
pueden visitar La Tour “International”,
una taberna y bar de piano próximo al famoso Marché Provençal de Antibes, que
cuenta con jazz en vivo, eventos deportivos televisados en pantalla grande, y
una variedad de vinos, cervezas, cocteles y tapas.

Y para una experiencia verdaderamente
única, los viajantes pueden visitar Balade
en Provence,
un bar de absenta ubicado en el sótano de una tienda de aceite
de oliva, cerca del Marché. Allí, los visitantes pueden degustar el sabor del ajenjo,
el legendario licor de Marsella que fue el preferido por artistas, escritores y
poetas del siglo XIX, incluyendo Vincent Van Gogh y Charles Baudelaire, y que
fue legalmente reintroducido a Francia en el 2003.

Del 12 al 21 de julio, las noches se
calientan al máximo cuando el 53er festival anual Jazz à Juan Festival (el festival de jazz más antiguo de Europa)
llega al cercano pueblo de Juan-les-Pins, y trae consigo músicos de diferentes
géneros. La alineación de artistas para 2012 incluyó estrellas de clase
mundial, desde Bobby McFerrin hasta Sonny Rollins y Norah Jones. Y al caer el
sol, quienes asistan al Festival Pyromélodique (Festival Piromelódico) pueden disfrutar del fantástico
show de luces y sonidos sobre la Bahía de Juan-les-Pins y la playa Fort Carré,
a lo largo de la escénica Route du Bord de Mer (Ruta a orillas del mar) de Antibes.

 

Related videos

 
 

Sponsored videos