Valle del Loira en 5 etapas

  • Castillo de Sully sur Loire

    Castillo de Sully sur Loire

    © Melanie Belin

  • Taller de Vitrales Loire en Chartres

    Taller de Vitrales Loire en Chartres

    © Atout France / Melanie Belin

  • Barcos en el río Loira - Passeurs de Loire

    Barcos en el río Loira - Passeurs de Loire

    © Atout France / Melanie Belin

  • Castillo y jardines de Villandry

    Castillo y jardines de Villandry

    © Mélanie Belin

Valle del Loira en 5 etapas tours fr

RUTA DE CASTILLOS EN EL VALLE DEL LOIRA

En el Valle del Loira, Francia, existen centenares de castillos, erigidos a orilla del río Loira. En cada castillo, se han escrito páginas de la historia de Francia y de sus reyes. Para descubrir mejor esta región cercana a París, te proponemos una idea de itinerario que te llevará de Chartres, famosa por su catedral, hasta Tours, la ciudad más grande de la región, pasando por Orléans, ciudad marcada por el paso de Juana de Arco.

ETAPA 1: PARÍS - CHARTRES

En coche - 115km / 1:30hrs. En tren (Estación Montparnasse) - 1:00hrs

Construida en lo alto de la ciudad, la Catedral de Chartres se hace visible a muchos kilómetros a los alrededores, invitando a los viajeros a hacer una parada que no les decepcionará. Por la mañana, puedes empezar tu recorrido, saliendo de la ciudad, a unos 15 minutos, para descubrir el Castillo de Maintenon. La historia de su dueña, esposa secreto de Luis XIV, es igual de famosa que sus jardines que ofrecen una vista panorámica espectacular.

 Por la tarde, puedes seguir descubriendo la periferia de Chartres, con los talleres de vitrales Loire. Es un negocio familiar desde tres generaciones y donde se puede observar el proceso de fabricación de los vitrales según diferentes técnicas.

 Por la noche, lo mejor de la ciudad es su espectáculo nocturno, Chartres en Lumières, que le da vida a distintos monumentos gracias a efectos de luz y sonido, de abril a octubre. De día, también se recomienda visitar el interior de la catedral para descubrir su espectacular arquitectura y el arte de los vitrales.

Los gastrónomos no pueden irse de Chartres sin probar el Paté de Chartres, a base de carnes salvajes como el pato salvaje y el jabalí.

 

ETAPA 2: CHARTRES - ORLEANS

En coche o en autobús - 80km / 1:15hrs en coche

Saliendo de Chartres y antes de llegar a Orléans, puedes hacer una parada en el Castillo de Sully-sur-Loire. Considerado como la puerta de entrada a la zona de castillos Patrimonio Mundial de la UNESCO, este monumento vale la pena por su arquitectura medieval muy bien conservada.
Para la hora de la comida, una muy buena opción es hacer un pique-nique a bordo de uno de los barcos antiguos del Loira, para observar la flora y fauna de la región, probando especialidades locales. En el poblado de Sigloy, Passeurs de Loire es una buena opción.
Para terminar el día en Orléans, se puede visitar la casa de Juana de Arco. Fue reconstruida en los años 1960 y transformada en museo para contar las travesías de la Doncella de Orléans quien liberó la ciudad en 1429. La catedral es otro monumento imperdible por su imponente arquitectura.

Los gastrónomos no pueden irse de Orléans sin probar el vinagre. Se puede visitar la fábrica de Martin Pouret (reservación previa), para ver el proceso tradicional y artesanal. Hoy en día, es la única fábrica de vinagre 100% artesanal en el mundo.

 

ETAPA 3: ORLEANS – BLOIS

En coche - 62km / 0:52hrs en coche. En tren (hasta estación Blois-Chambord) - 0:35hrs

Por la mañana, tienes que visitar el Dominio Nacional de Chambord. El parque cercado por una pared de piedra mide el tamaño de París intramuros. Y el castillo de caza de Francisco I es uno de los más grandes de la región, aunque en su interior, casi no hay muebles, porque realmente fue habitado muy poco tiempo. Vale la pena contratar el tour que enseña los entrepisos y cuartos secretos que no están abiertos al público y solo se pueden visitar con un guía del Castillo.
Otro castillo muy cerca de Chambord es el de Cheverny. Sirvio de inspiración para el castillo de Moulinsart en las aventuras de Tintin. El castillo está muy amueblado y en el ala derecha, siguen vivendo los dueños. El huerto, la exposición dedicada a Tintin y las decenas de perros de caza, ofrecen atractivos adicionales para visitar.
En la noche, tienes que disfrutar del spectáculo de luz y sonido en el Castillo Real de Blois. Un festival de efectos especiales sonoros y proyecciones gigantes envuelve la grandiosa arquitectura del patio. El mundo mágico de colores y de luz evoca los episodios célebres de la historia del castillo.

Para los gastrónomos, en el camino entre Cheverny y Blois, hay bodegas que te invitan a conocer los vinos del Loira y a probar el néctar perfumado, ligero y auténtico de la región. La propiedad de Montcy es una opción ideal ya que se encuentra a la salida de Cheverny y su bodega ofrece vinos orgánicos de gran calidad.

 

ETAPA 4 : BLOIS-AMBOISE

En coche - 36km / 0:41hrs en coche. En tren (Estación Blois-Chambord) – 0:20hrs

En la mañana, disfruta de un paseo sin igual en los jardines del Castillo de Chaumont-sur-Loire. Cada castillo tiene lo suyo, y en Chaumont-sur-Loire se mezcla pasado y presente gracias a los espacios dedicados al arte contemporáneo. Cada año, el Festival de los jardines invita artistas, diseñadores y paisajistas a proponer obras vegetales en relación con un tema espcial. 
Por la tarde, tienes que visitar Amboise. Además de su castillo real que ofrece una vista imperdible al río Loira y la ciudad, tienes que visitar el Clos Lucé, a unos minutos del centro de Amboise. Ahí vivió Leonardo da Vinci los últimos años de su vida. Algunos de los inventos del genio italiano cobran vida en el parque que lleva su nombre. Es una visita didáctica e histórica para toda la familia.

Para los gastrónomos, no pueden irse de Amboise sin parar en la Patisserie Bigot. Este negocio familiar ofrece los mejores panes dulces y pasteles de la región. También puedes comer ya que cuenta con un pequeño restaurante donde la dueña adorna las mesas con hermosas rosas Ronsard de su propio jardín.

 

ETAPA 5 : AMBOISE – TOURS

En coche - 26km / 0:33hrs en coche. En tren – 0:25hrs

La última parada se hace en la ciudad más importante de la región: Tours. Su catedral, su barrio medieval y la omnipresencia del río Loira son elementos claves para entender el desarrollo y la importancia de esta ciudad. La vida nocturna es bastante animada en la Plaza Plumereau, conocida por los jóvenes y estudiantes como plaza Plum'. Le Vieux Mûrier es un lugar acogedor para tomar una copa y disfrutar de tapas francesas. La dueña es todo un personaje que vale la pena conocer.
A unos kilómetros de Tours, se encuentra el Castillo de Villandry. Su atractivo mayor son sus jardines a la francesa, respetando una perfecta simetría y cambiando según las temporadas. A la salida, te espera una boutique especializada en jardinería donde no podrás salir sin un pequeño recuerdo.

 

 

ALOJAMIENTO

En Chartres, Le Grand Monarque****: En el corazón de la ciudad y a unos pasos de la Estación de tren, es el punto de inicio perfecto para todas tus excursiones. Además cuenta con un restaurante gastronómico que nunca ha dejado de aparecer en la guía Michelin y acaba de abrir un spa que te invita a relajarte entre dos visitas.

www.bw-grand-monarque.com


En Tours, Clarion Hôtel Château Belmont****: Hay que cruzar el río para llegar a este hotel, lejos del bullicio de la ciudad. En medio de un gran parque, el elegante hotel ofrece cuartos equipados con pequeñas cocinas. 
www.chateaubelmont.com


En Orléans, Hôtel de l'Abeille***: La desventaja de este hotel es que no cuenta con elevador, pero compensa por su decoración y la amabilidad de los empleados. Si Juana de Arco se hace muy presente en el lobby, el simbolo de la abeja se encuentra por todas partes, en los pesados llaveros de metal, hasta en los bordados de las cobijas. Sin duda, un hotel atípico. 
www.hoteldelabeille.com

 

TRANSPORTE

En tren, comprando boletos y pases con Rail Europe
En minibús, con Odyssée en Val de Loire 

Related videos

 
 

Sponsored videos

 
 
 
 

Qué ver