Vinos y etiquetas

  • © BlVB Vins de Borgogne

    © BlVB Vins de Borgogne

  • © antonikon

    © antonikon

  • © dalecruse

    © dalecruse

  • © her madjesty

    © her madjesty

  • © vinoycocina.es

    © vinoycocina.es

Vinos y etiquetas

Cerca de 2000 años de historia y extraordinario mosaico de paisajes, de saber-hacer  y de terruños... Los viñedos franceses componen un mapa de vinos, rico y complejo, del que presentamos aquí algunas claves.

Una increíble diversidad: el carácter de los viñedos franceses se ha afinado con el paso de los siglos, y su puesta en valor, esencial a nivel cultural y económico, permite un verdadero reconocimiento de los vinos. Por ello, bajo el impulso de los vitivinicultores, la noción de autenticidad se ha desarrollado con la creación de denominaciones.

La AOC, denominación de origen controlada, concreta la idea de terruño: la alianza íntima de un territorio (suelos, climas), planta de la vid y de un saber-hacer (cultura, vinificación). Esta ecuación única confiere a los vinos unas características incomparables, reconocidas por esta denominación creada a principios del siglo XX.

Probados y aprobados: una AOC reconoce la identidad cultural de los vinos. Etiqueta de calidad con reglas estrictas, puede concernir a toda una región (denominación Bourgogne aligoté por ejemplo), un municipio (Chablis), una cosecha (Romanée-Conti), una parcela de viñedo (1ª cosecha) o las mejores de un municipio (Grandes cosechas).

Los vinos de país y de mesa, más modestos, se benefician también de reglamentaciones específicas, pero menos vinculantes. Para los vinos naturales, existen certificaciones biológicas ( AB con uvas procedentes de la agricultura biológica) y biodinámica (cosecha manual, fermentación natural).