6 recorridos a pie para una verdadera bocanada de aire puro en los Vosgos

En el macizo de los Vosgos, las pendientes son suaves y las excursiones accesibles para todos. Aquí, en esta joya de vegetación única en su género, cada itinerario permite descubrir un territorio poco conocido pero con una historia y unas tradiciones de gran riqueza. Te lo demostramos a través de seis recorridos que recomendamos especialmente.

El más patrimonial: alrededor del Monte Sainte-Odile

El GR53, que desde 1950 va de Wissembourg a Le Donon, ofrece la oportunidad de realizar numerosas excursiones de un día. En especial, se puede elegir un itinerario que permite descubrir el Monte Sainte-Odile, un lugar emblemático de los Vosgos centrales, situado en Alsacia. El pueblo está dominado por la abadía de Hohenbourg, convento que se alza sobre la llanura de Alsacia. Fue fundado por santa Odilia, patrona de Alsacia. Cuando el cielo está despejado, las vistas se extienden hasta la Selva Negra. También se encuentran los vestigios de una muralla celta conocida como el “muro pagano”.
País del Mont Saint-Odile (Enlace externo)

El más relajante: la vuelta a los lagos

Con la cima a 1.424 metros de altitud, el Grand Ballon es el punto más elevado del macizo de los Vosgos: un lugar ineludible para practicar senderismo en la región. Una de las excursiones más populares consiste en dar la vuelta a la montaña. La salida se realiza cerca del aparcamiento del hotel del Grand Ballon, luego el itinerario sigue el del GR5 hasta el Monumento de Diables Bleus, que ofrece unas magníficas vistas de los alrededores. Son apenas 3 km de marcha que merecen mucho la pena.
Circuito la vuelta de los lagos (Enlace externo)

El más panorámico: el ascenso al Grand Ballon

Con la cima a 1.424 metros de altitud, el Grand Ballon es el punto más elevado del macizo de los Vosgos: un lugar ineludible para practicar senderismo en la región. Una de las excursiones más populares consiste en dar la vuelta a la montaña. La salida se realiza cerca del aparcamiento del hotel del Grand Ballon, luego el itinerario sigue el del GR5 hasta el Monumento de Diables Bleus, que ofrece unas magníficas vistas de los alrededores. Son apenas 3 km de marcha que merecen mucho la pena.
Vuelta panorámica al Grand Ballon (Enlace externo)

El más gastronómico: la Ruta del Queso

¿Sabías que el munster, queso de leche de vaca típico del este de Francia, nació aquí, en los Vosgos? La Ruta de los Quesos es un itinerario que reúne todas las granjas y granjas-posada relacionadas con la actividad del queso en el valle de Munster. Hay unas 60 granjas y queserías que ofrecen al senderista otras tantas ideas de itinerarios a realizar a pie, pero también en bicicleta y bicicleta todoterreno, e incluso a lomos de burro. ¡Sin olvidar las degustaciones de queso, claro está!
Ruta del Queso (Enlace externo)

El más histórico: el Frente de los Vosgos

Nos encontramos al sureste de los Vosgos, a una veintena de kilómetros de Mulhouse. Con salida desde el pueblo de Wattwiller, conocido por su agua mineral, este recorrido te conduce tras las huellas de los soldados franceses durante la I Guerra Mundial. Aquí tuvo lugar la tristemente célebre batalla de Hartmannswillerkopf, que duró un año, entre 1915 y 1916, con más de 15.000 muertos.
Circuito hacia Hartmannswillerkopg y Rehfelsen (Enlace externo)

El más mítico: el Sendero de las Rocas

Este emblemático sendero que parte del puerto de la Schlucht para llegar al Frankenthal, es uno de los más conocidos del macizo de los Vosgos pero también uno de los más frecuentados con más de 40.000 senderistas al año. ¡Fue creado por el Club Vosgien de Munster en 1909, nada menos! Como su nombre indica, el Sendero de las Rocas conduce a los senderistas junto a las paredes rocosas por caminos accidentados: está reservado a los más experimentados.
Sendero de las Rocas (Enlace externo)

Cita en el Macizo de los Vosgos