La importancia y la particularidad de los jardines en el Valle del Loira

Entrevista con el Sr. Henri Carvallo, propietario del Castillo y los jardines de Villandry en el Valle del Loira.

France.fr: ¿Por qué el Valle del Loira es apodado el "Jardín de Francia"?

Henri Carvallo : Fue el escritor François Rabelais quien lo describió como tal. Gracias a su agradable clima templado y a sus buenas tierras con el Loira y sus afluentes, el Valle del Loira es muy propicio para el desarrollo de los jardines. También fue la residencia de los reyes de Francia durante 100 años. Las guerras italianas, a finales del siglo XV y principios del XVI, trajeron aquí a artistas y jardineros italianos, en particular al muy famoso Dom Pacello de Mercogliano, que inició los jardines renacentistas del Valle del Loira.

"El Valle del Loira es muy propicio para el desarrollo de los jardines. También fue la residencia de los reyes de Francia durante 100 años."

Jardines franceses, renacentistas, ingleses... ¿cuáles son las diferencias entre todos estos jardines?

H.C : El jardín "inglés" (siglo XIX) se refiere a un parque con césped y grandes árboles, donde la naturaleza es bastante libre. El jardín francés formal y estructurado (siglos XVI-XVII) es una extensión de la arquitectura del castillo. Las plantas, como el boj, son esculpidas (arte topiario). Entre los jardines formales, se pueden distinguir varios períodos. Están los jardines renacentistas, como aquí en Villandry, todavía bajo la influencia de la Edad Media, con terrazas, organizados en patrones, que envuelven el castillo. Y luego están los jardines franceses del siglo XVII, con Versalles y el famoso jardinero Lenôtre, organizados a lo largo de un gran eje perpendicular al castillo.

¿Puede hablarnos de estas famosas terrazas?

H.C : Hay diferentes niveles de jardines. Aquí, hay tres principales. El huerto decorativo, en el nivel más bajo, cubre una hectárea. Hay muchas verduras. En el segundo nivel, el jardín ornamental, que consta de dos salones: el jardín del amor y el jardín de la música. Finalmente, en el tercero: el estanque. Recientemente hemos creado un cuarto nivel: el jardín del sol. En total, 7 hectáreas de jardín. También tenemos un invernadero troglodita (en la roca), donde los naranjos pasan el invierno.

¿Cuántos jardineros se necesitan para cuidarlos?

H.C : Hay diez para cuidarlos diariamente, ¡incluso en invierno! Esta es una de las características del jardín formal: la estructura estando controlada por el hombre, requiere mucho mantenimiento. La poda, en particular: 30 km de boj, 10 km de carpe, 1.000 tilos... El deshierbe se hace manualmente y nuestros tratamientos son biológicos. Y como tenemos muchos visitantes, ¡los grandes callejones están lo suficientemente pisados como para que no haya malas hierbas!

Calabazas, tomates... ¿qué pasa con las verduras del jardín?

H.C : ¡Cosechadas y comidas! Son muy buenas. El personal y los jardineros las disfrutan todo el año y se las damos a los visitantes. De hecho, el último fin de semana de septiembre, organizamos "los días de la huerta". Todo el mundo puede llevarse sus verduras".