Grenoble: qué ver, qué hacer, qué comer, qué comprar

Grenoble y los Alpes forman un tándem indivisible: el Festival de Cine de Montaña, esquiar a tan solo 30 minutos del centro de la ciudad o las vistas del Mont Blanc desde el teleférico más antiguo de Francia, son solo algunas muestra del vínculo. A pesar de ello, el terreno llano de la ciudad hace que sea perfecta para explorarla en bici, a lo largo de la ribera del río, por los parques y jardines o descubriendo el arte callejero que adorna la ciudad. Es un plan que se adapta perfectamente a la condición de Grenoble de ciudad sostenible, que cuenta con el primer barrio ecológico urbano del país.
QUE VER

• Una vista de pájaro de Grenoble y el Mont Blanc desde el primer teleférico urbano de Francia
• Frescos, collages, estarcidos, arte en lienzo, anamorfosis y arte callejero natural en la ciudad
• El primer barrio ecológico urbano creado en Francia
• El museo de arte moderno Musée de Grenoble que cuenta con obras de Picasso, Matisse, Gauguin...
• El museo Domain de Vizille dedicado a la Revolución Francesa

QUE HACER

• Recorrer la vía ferrata urbana de las laderas de la Bastilla
• Visitar los legendarios baños termales de Uriage en su exuberante entorno
• Ver el espectáculo que ofrece el Festival de Cine de Montaña
• Recorrer Grenoble en bici (amarilla) a lo largo de la ribera del río y por sus parques y jardines
• Esquiar en Le-Sappey-en Chartreuse a tan solo 30 minutos del centro de la ciudad

QUE COMER

• Gratin Dauphinois con patata, nata y un ingrediente secreto
• Ravioles du Dauphiné, raviolis rellenos de queso local
• Vercors-Sassenage, un queso de pasta azul elaborado con leche de vaca
• Tres variedades de nueces de Grenoble: Franquette, Mayette y Parisienne
• Cervezas artesanales realizadas por la Brasserie Artisanale du Dauphiné o la Brasserie des Cuves

QUE COMPRAR

• Chartreuse Liqueur que data de 1605
• Especialidades con nueces como dulces, tartas, aceite o vino
• Guantes de Grenoble decorados con los iconos de la ciudad y realizados localmente
• El famoso arte callejero de Grenoble estampado en una camiseta
• Una taza Carabinier para las excursiones

Para llegar más lejos: