Tour de Francia de 2019: nuestros 7 propuestas para escaparse del pelotón

El 6 de julio, la 106ª edición de la mayor competición ciclista del mundo comienza en Bruselas. A partir de la tercera etapa, los corredores y la caravana del Tour vuelven a encontrarse con las carreteras francesas y sus hermosos paisajes para no abandonarlas hasta el 28 de julio y la llegada en los Campos Elíseos, en París. De la Champagne a los Alpes, pasando por Alsacia, los Pirineos, Occitania y Provenza: los 3.400 km del recorrido de 2019 prometen espectáculo y suspense. También son un buen pretexto para realizar unas hermosas escapadas. ¿Y si aprovechásemos el Tour para descubrir Francia y los tesoros de sus regiones?

De Epernay a Reims, ¡Champagne!

No sabemos quién ganará la tercera etapa dado que habrá que subir unas cuantas cuestas antes del sprint final en Epernay. Pero la capital del Champagne, rodeada de viñas, a buen seguro reservará sus mejores espumosos al vencedor. El ambiente también será chispeante al día siguiente, en la salida de Reims. Para iniciarte a los secretos de fabricación de esta célebre bebida, se impone una visita a unas bodegas. En Boursault, en la propiedad familiar, Charlotte y Hervé Le Gallais organizan unos apasionantes recorridos enoturísticos. En Reims, Ruinart, la más antigua Casa de Champagne, expone sus preciadas bebidas 38 metros bajo tierra.

En 2019, el Tour de Francia pasa 9 días en Occitania. En Nîmes, la histórica y hermosa capital del departamento del Gard, hay previsto un día de descanso seguido de un circuito de 177 km. La oportunidad de realizar una pausa cultural para descubrir los tesoros de la ciudad, como el nuevo Museo de la Romanidad, obra de Portzamparc, situado frente al anfiteatro dos veces milenario.