Las mejores actividades ecorresponsables para disfrutar entre tierra y mar

Cuando se está de vacaciones en la costa, cualquier oportunidad es buena para conocer, explorar y también proteger la biodiversidad. Iniciarse a la fotografía de animales en la bahía del Somme, aprender las reglas de la pesca sostenible en Normandía o limpiar las calas del Mediterráneo. Te damos 7 pistas para realizar actividades entre mar y tierra, buenas para ti y para el litoral.

Aprender a fotografiar animales en el parque Marquenterre, en la Bahía de Somme

¿Te gustaría combinar el descubrimiento de la naturaleza y la práctica de la fotografía junto al mar? Objetivo, los talleres de iniciación a la fotografía de animales en el Parque del Marquenterre. En el corazón de la reserva natural Bahía de Somme, sus 200 hectáreas de dunas, bosques y marismas son un refugio para miles de aves migratorias de Europa y África. Para tomar instantáneas de la fauna y la flora y la hermosa luz, lleva tu cámara a primera hora de la mañana o al atardecer para realizar paseos guiados y a continuación talleres. Pero también puedes observar aves zancudas, limícolas o rapaces durante los paseos de "marea alta", cuando cientos de aves perseguidas por las olas se refugian en los bancos de arena. Y llénate de buenas sensaciones con las paseos durante el crepúsculo. Allí podrás dejar la cámara y escuchar los cantos de los sapos corredores, las melodías del ruiseñor y los conciertos de los cormoranes.

Iniciación a la pesca sostenible en la Mancha, en Normandía

Comprender los beneficios de la línea de bajamar, donde se acumulan restos marinos de los que se alimentan las aves, buscar moluscos o detectar las huellas que dejan las almejas para pescarlas sin dañar la arena... En Blainville-sur-mer, en el departamento de la Mancha, podrás aprender la pesca a pie sostenible con los guías de la Association Pour une Pêche à Pied Respectueuse de la Ressource (APP2R). Ostras, almejas, cangrejos, gambas, langostinos... Llena tu cesta de forma sensata: "pescar bien es mejor que pescar más" es el lema de esta asociación, que se compromete a salvaguardar el entorno natural de la costa y la práctica ancestral de la pesca a pie.

Descubre las mejores formas de cocinar las algas en Perros-Guirec, en Bretaña

Observar, tocar y... ¡morder! Entre rocas rosadas y calas de arena dorada, nos evadimos en el mundo 100% local y natural de algas a orillas de Perros-Guirec, en Bretaña. Identificar las especies comestibles, recoger dulse, kombu, nori o alubias de mar sin dañar la orilla, y respetando la norma en cuanto a tamaños... Bajo la supervisión de los guías de Escapade Glaz, un equipo de ecoanimadores comprometidos, ¡estas plantas marinas pronto no tendrán secretos para ti! Pero, ¿sabías que también se pueden cocinar, incluso para elaborar sabrosos postres? Vamos a ver cómo se pueden utilizar en un taller de cocina lleno de yodo y energía, ya que las algas son ricas en hierro, fibra y calcio.

Conocer la biodiversidad de las landas del océano a Pornic, en la costa atlántica

¡En Pornic, contamos ovejas! Cerca del sendero del litoral, un agricultor comprometido abre su granja a los visitantes: 90 hectáreas de páramos o landas sobre el Océano Atlántico donde florecen los brezos y las aliagas. En este entorno idílico gestionado por el Conservatorio del Litoral, las ovejas de las landas de Bretaña y las cabras de fossés, dos variedades locales resistentes y adeptas a los espacios naturales, llevan su apacible vida de herbívoros al tiempo que participan en el mantenimiento del entorno y la vegetación. Una vida 100% al aire libre que se puede apreciar paseando y descubriendo el pastoreo y la extraordinaria simbiosis entre el mundo animal y vegetal de la costa.

Explorar los acantilados de la cornisa vasca con guías naturalistas en Hendaya

¿Sabes cómo estudiar los movimientos migratorios de las aves? Reúnete con un anillador profesional y un guía costero en medio de los errantes páramos de brezo del domaine d'Abbadia, cerca de Hendaya, ¡y aprenderás a detectar las estrategias migratorias de los paseriformes comunes! Encaramado en la Cornisa Vasca, este sitio de 65 hectáreas, clasificado como Espacio Natural Sensible (ENS), es un fabuloso reservorio de biodiversidad donde se pueden observar unas treinta especies de aves reproductoras y orquídeas raras. Durante las visitas, también podrás conocer la geología de un litoral único formado por el encuentro de los Pirineos y el Atlántico; ¡los acantilados del flysch tienen 60 millones de años!

Contemplar el amanecer y el atardecer en Gruissan, cerca de Narbona, en el País cátaro

¿Levantarse temprano o acostarse tarde? No importa, en Gruissan, en el corazón del Parque Natural Regional de la Narbonnaise, entre las lagunas y el Mediterráneo, la belleza de los espacios naturales es para todos, desde la mañana hasta la noche. Esperamos la primeras luces del amanecer, cuando los pájaros empiezan a piar en las orillas de los estanques. Y al atardecer, todos los sentidos se despiertan cuando el cielo ilumina el horizonte del estanque de Ayrolle. Se vislumbran las siluetas de las cabañas de los pescadores, un grupo de flamencos rosas cruza el cielo, un momento culminante para volver a conectar con una naturaleza increíblemente rica.

Limpiar las calas alrededor de Marsella, en Provenza

¿Sueñas con bañarte en las aguas turquesas de las calanques, arrullado por el canto de las cigarras en los pinos? Para ayudar a preservar este lugar único y luchar contra la contaminación en el Mediterráneo, ¡embárcate en una expedición de limpieza de residuos! Entre dos etapas del sendero del litoral de la Côte Bleue en La Ciotat, es posible participar en operaciones regulares o en las grandes campañas puntuales organizadas por asociaciones como "Calanques propres", que reúne a cientos de voluntarios para una gran jornada de limpieza cada año. Después del esfuerzo, ¡ponemos rumbo hacia el Gran Azul!