Chamonix-Mont-Blanc, el tejado del mundo

Situada al pie del Mont Blanc, en un paraje natural excepcional, Chamonix es una ciudad de montaña que combina el confort moderno y la autenticidad de un valle alpino. Te llevamos a descubrir esta estación polifacética.

Chamonix ofrece una completa gama de alojamientos de calidad, cocina gastonómica y variada, una cálida bienvenida y un ambiente cosmopolita y festivo. La riqueza de su historia y su patrimonio cultural y arquitectónico hacen de Chamonix una ciudad alpina con un carácter auténtico.

Deportivo y divertido

Chamonix es una estación muy animada con un colorido programa cultural y festivo y una fuente inagotable de actividades deportivas durante todo el año (senderismo, montañismo, escalada, senderismo, golf, parapente, tenis, bicicleta de montaña, esquí alpino, snowboard, esquí de fondo, raquetas de nieve...). ¡Suficiente para satisfacer a los más deportistas!

Contemplativo

Chamonix y su incomparable vista panorámica del macizo del Mont Blanc también seduce a los amantes de la naturaleza de todo el mundo. Excursiones inolvidables como la que conduce a la Aiguille du Midi, con el teleférico más alto de Europa (altitud 3942 m), o la visita del Mer de Glace o su famosa cueva con el cremallera Montenvers. ¡Único y mágico!

En invierno, la variedad de zonas de esquí, la mayoría de ellas por encima de los 2.000 metros de altitud, garantizan la nieve hasta principios de mayo; y la belleza de sus cumbres la convierten en una de las estaciones de esquí más conocidas del mundo.

Cita en Chamonix-Mont-Blanc