Una noche en una apisonadora de nieve en La Plagne

¿Por qué no pasamos la noche en una apisonadora de nieve? Dicho así, no parece la idea más sexy para proponer a tu pareja. Sin embargo, en los Alpes, La Plagne ha ideado situar la máquina en la cima de las pistas y convertirla en una suite de alta gama. Bajo las estrellas en medio de los picos, un efecto sorpresa garantizado.

Al caer la noche, en las desiertas pistas del inmenso dominio de esquí de Paradiski, la elegante apisonadora llamada "Over the moon" se queda como único alojamiento en esa altitud. Aislados del mundo a 2.400 metros, con las montañas y la luna para vosotros.

Noche azul

Gran confort y relajación, escuchamos el silencio de la noche y el crujido de la nieve en la cima. ¡Y nos olvidamos de los móviles! O no. Desintoxicación digital o sesión de Instagram, tú eliges.

Noche azul

Gran confort y relajación, escuchamos el silencio de la noche y el crujido de la nieve en la cima. ¡Y nos olvidamos de los móviles! O no. Desintoxicación digital o sesión de Instagram, tú eliges.

Ambiente acogedor y confortable, la habitación es única en el mundo. Cama talla queen y love box... "Lo que pasa a 2.000 metros se queda en 2.000 metros", se anuncia en La Plagne.

Dormimos allí, pero no sólo eso. El precio de 320€ por noche incluye traslados privados en Jaguar con conductor desde el lugar de residencia en la estación de La Plagne hasta Plagne-Bellecôte, primer paseo en la apisonadora, desayuno con bollería y café y conexión Wifi.