10 especialidades culinarias a saborear en Alsacia

Aunque Alsacia es célebre por sus tradiciones, también lo es por su gastronomía. Recetas con salsas, pastas típicas, col y charcutería o las especialidades de panadería. Hay para todos los gustos y todo tipo de hambres. Así, no resulta sorprendente dejarse tentar por una especialidad dulce después de disfrutar de una salada.

Las spätzle

¿Te apetece un buen plato de spätzle? Por qué no, dirás, pero primero debes saber de qué se trata. Spätzle procede de la palabra alsaciana "spatzen" que significa “gorriones”. Esta explicación puede que no te resulte suficiente. Las spätzle son un tipo de pasta cuya particularidad es que una vez cocidas y reunidas en un plato se parecen a un nido de pájaro. ¿Lo ves más claro ahora? ¡Sólo te queda probarlas para apreciarlas!

La flammenkueche

Imagínate, en pleno invierno, junto a la chimenea. Ahora, pregúntate qué te apetecería comer. Los alsacianos tienen el plato que necesitas: una buena flammenkueche, también conocida como tarta flambeada. Se trata de una masa de pan muy fina cubierta por una espesa capa de nata fresca con trozos de panceta y cebolla cruda en rodajas. Basta con colocarla al fuego para que esté ligeramente tostada. ¡Una delicia!

El baeckeoffe

Un plato tradicional como nos gustan. ¿Qué es el baeckeoffe? Un guiso alsaciano en el que se mezclan tres tipos de carne: ternera, cordero y cerdo. Se añaden zanahorias, cebollas, patatas, col y se riega todo con un buen vino blanco de Alsacia. Como todos los buenos guisos, es necesario dejarlo cocer durante 24 horas. ¡Y listo!

La choucroute

No se puede hablar de especialidades alsacianas sin mencionar la choucroute, plato de fama internacional. ¿Pero cómo se prepara una buena choucroute? Los especialistas te dirán que depende ante todo de la preparación de la col. Se trata de elegirla bien y dejarla fermentar durante una semana con bayas de enebro. Luego, hay que cocerla con tocino y patatas y añadir cerveza o vino blanco según prefieras.

El munster

¡Un queso con carácter! Este queso alsaciano del valle de Munster, al sur de Colmar, es de masa blanda y está hecho con leche de vaca. Su sabor es fuerte, al igual que su olor. Sin embargo, los alsacianos no pueden evitar tomarlo después de haber comido una buena carne…

Las dampfnüdle

Si empiezas a comerlos, no podrás pararte. ¿Qué son las dampfnüdle? Son una especialidad culinaria que a las abuelas alsacianas siempre les ha gustado preparar a sus nietos. Etimológicamente, “dampf” significa “vapor” y “nüdle”, “fideos”. En realidad, son unas pequeñas bolas de masa que se parecen a panecillos. Se toman dulces o saladas a cualquier hora del día.

Streusel

Los alsacianos a buen seguro tienen un recuerdo nostálgico de su infancia cuando piensan en el streusel preparado por su mamá. Se trata de un brioche cubierto con una masa compuesta de harina, mantequilla y azúcar que se aromatiza con canela. ¡Encantará a todos los golosos!

El Kougelhof

Basta con mirar este dulce para que se te haga la boca agua. ¡Nada extraño! Se trata de un bollo decorado con almendras enteras y relleno de uvas pasas y aromatizado con kirsch o ron. Por lo general, se come en la época de Navidad o de Semana Santa. También existe la versión salada del kougelhof con trozo de tocino o nueces. A tomar -casi- sin moderación…

Los manele

A los niños les encantan. No es de extrañar, ya que los manele son unas galletas en forma de monigote que se toman para el día de San Nicolás y durante todo el mes de diciembre. La receta original incluye únicamente harina, mantequilla, azúcar, levadura y leche. Probarlos es amarlos.

Los bretzels

Si entras en una panadería alsaciana, no podrás evitarlas. Hay que decir que los bretzels son tan agradables de mirar como de saborear. Su forma es tan emblemática como su sabor. Un bollo hecho al horno con un corazón esponjoso y la corteza sumamente fina y crujiente…

Cita en Alsacia