Las magdalenas con calabaza y chocolate de Takethepower_july

En Francia, los postres son reyes y las meriendas toman aires de fiesta, sobre todo cuando toda la familia participa en la preparación. A algunas blogueras “foodistas” les encanta jugar a las mamás pasteleras. Síguelas en la cocina con tus hijos para probar algunas recetas dulces… Tras las torrijas, el clafoutis y los buñuelos, nos deleitamos con las magdalenas de Takethepower_July.

A todos los niños les encantan estos pequeños dulces con joroba en forma de concha, originarios de Lorena y tan apreciados por Marcel Proust, nuestro gran escritor nacional. La receta clásica es imposible de echar a perder (¡basta con tener los moldes!) y se adapta a todo tipo de variantes. ¿Por qué no la de Julie, dinámica influencer-bloguera de Takethepower/Cuisine ta ligne, que las prepara con naranja, calabaza y chocolate? La joven (futura) mamá también pone un toque de fantasía en sus crêpes y su clafoutis. Y siempre con éxito.

Ingredientes para 36 magdalenas:

  • 200 g de carne cruda de calabaza (o 280 g de carne de calabaza cocida)
  • 3 huevos
  • Edulcorante a elegir: 70 g de azúcar morena, de coco o jarabe de agave / 35 g de stevia o de fructosa / 80 g de eritritol / 50 g de azúcar de abedul
  • 200 g de harina de trigo semi-integral T110
  • 1 cucharada sopera de aceite de avellana
  • 1 naranja bio o no tratada
  • 1 paqueta de levadura química
  • 200 g de chocolate negro (preferentemente con un mínimo de 70% de cacao)

Preparación

A preparar con antelación: cortar la carne de calabaza en cubos y cocerla durante 20 minutos en agua hirviendo. Debe quedar muy blanda. Dejarla enfriar en el frigorífico.

En una fuente, mezclar la calabaza una vez enfriada con los huevos y el aceite de avellana. Añadir la harina, el edulcorante elegido, la levadura, la piel de naranja y mezclar hasta obtener una mezcla homogénea.

Dejar en el frigorífico durante al menos 2 horas. Esta etapa es necesaria para obtener las célebres jorobas de las magdalenas, que se forman gracias a un choque térmico al pasar al horno.

Precalentar el horno a 240°C.

Engrasar ligeramente los moldes de magdalenas (salvo si utilizas un molde en silicona) y verter aproximadamente una cucharada sopera de masa en cada uno de ellos (no llenarlos demasiado).

Reservar la placa con los moldes llenos durante unos minutos en el frigorífico (siempre con la idea de obtener un buen choque térmico). Si realizas dos hornadas, vuelve a meter el resto de la masa en el frigorífico mientras se cuece la primera.

Meter en el horno y calentar 5 minutos a 240°C para que las jorobas empiecen a formarse. A continuación, bajar la temperatura a 180°C y dejar cocer unos 10 minutos vigilando con cuidado: las magdalenas deben estar ligeramente doradas.

Aguardar unos minutos antes de retirarlas del molde. Lavar y limpiar el molde.

Para la cobertura de chocolate:

Derretir el chocolate al baño maría o en el microondas (calentar 30 segundos en el microondas a potencia media, sacar el tazón y remover el chocolate y repetir la operación hasta que esté totalmente fundido).

Extender en el fondo de cada molde de magdalena una cucharilla de chocolate y subir hasta el borde. Colocar las magdalenas previamente cocidas sobre el chocolate y apoyar ligeramente.

Dejar en el frigorífico durante unos 30 minutos para que el chocolate se solidifique.

Retirar delicadamente las magdalenas con chocolate del molde y ¡ya puedes saborearlas!

Un consejo: conserva las magdalenas en una caja hermética (preferentemente de hierro, ya que el plástico las ablanda) a temperatura ambiente y cómelas antes de cuatro días.

Cita en Alsacia-Lorena