En Lille, 7 iconos de la arquitectura que no puedes perderte

El sello Patrimoine du XXè siècle fue otorgado por primera vez a Lille. Junto a los pintorescos barrios de Vieux Lille o Saint Sauveur, la MEL, Metrópoli europea de Lille, invita a pasear por un siglo de arquitectura, entre los nuevos gigantes arquitectónicos del norte, siete iconos y monumentos del paisaje urbano. ¿Listo para un paseo cronológico?

La Nueva Bolsa (1910)

El Palacio de la Bolsa tiene su campanario neo-flamenco frente a la antigua Bolsa del siglo XVII. El edificio construido en 1910 por Louis Marie Cordonnier es un himno a la edad de oro de la industria: alberga la Cámara de Comercio e Industria, pero la planta baja es accesible a todos. El inmenso techo de cristal ilumina un asombroso Hermès hermafrodita en la esquina. Sobre todo, los frescos expresan dos facetas del arte de los años 50. Uno, hiperrealista, representa la inauguración oficial del Puerto de Lille, el otro firmado Emile Flamant muestra ciervos retozando en las flores.

La Piscina en Roubaix (1927)

Desde 2018, el acceso a la Piscina, o Museo André Diligent de Arte e Industria, se hace a través del jardín de una antigua fábrica textil. Y el efecto sorpresa es aún más fuerte. Las obras de Camille Claudel, Emile Bernard o Fantin-Latour conversan a gusto en los garajes y vestuarios Art Decó. El summum sigue siendo la llegada frente a la piscina olímpica, todavía con agua, rodeada de esculturas y de porcelanas de Sèvres. El taller de Henri Bouchard ha encontrado su lugar en los 2.300 m2 adicionales.
La Piscine Roubaix - Musée d'art et d'industrie André Diligent (Enlace externo)

La Villa Cavrois en Croix (1932)

Los fans de la arquitectura de Robert Mallet-Stevens peregrinan a Croix, en las afueras de Roubaix, para admirar la obra maestra del arquitecto, diseñador y decorador. La villa construida para Paul Cavrois, un industrial de Roubaix, ocupa 2.400 m2. La aparente simplicidad de su fachada de ladrillo amarillo esconde interiores sorprendentemente complejos: armarios empotrados de madera de peral o palmera, cubre radiadores de metal plegadas, relojes de pared sincronizados, inmensos baños. Vista desde el extremo de su estanque exterior, esta audaz obra de arte se asemeja a un transatlántico.
Villa Cavrois (Enlace externo)

El LaM en Villeneuve d’Ascq (1980)

Para admirar la gracia del edificio, puede sentarse junto a una de las estatuas del parque que lo rodea, por ejemplo el Canto de las Vocales de Jacques Lipchitz.
Este conjunto de cubos de ladrillo y vidrio, diseñado por Roland Simounet, fue el primero en albergar las colecciones de los mecenas Roger Dutilleul y Jean Masurel. En 2010, una extensión en hormigón blanco recibió las obras de arte brut. Uno camina por este laberinto de salas luminosas como en casa de un amigo coleccionista.
LaM - Museo de Arte Moderno (Enlace externo)

La Torre de Lille (1995)

También se llama bota, pinball, zapato o simplemente L, este edificio que flota sobre las 150 hectáreas de Euralille. Christian Portzamparc logra una hazaña colocando la torre sobre la estación, como un puente. Su color gris azulado abraza el cielo del norte y las ventanas biseladas se abren sobre la vieja Lille. El piso 18 está ocupado por el SPL Euralille.

La fachada de Notre-Dame de la Treille (1999)

Esta catedral neogótica inacabada no recibió su portal hasta 1999. Compuesto por 110 finas losas de mármol, oscuras vistas desde el exterior, el más mínimo rayo de luz solar las ilumina. Y se hizo la luz.

El Swam (2019)

El edificio gris que alberga el Mama Shelter emerge del Swam como una torre moderna. El arquitecto Jérôme de Alzua se inspiró en las antiguas murallas para rodear este nuevo complejo en una cortina de ladrillos calados. Cierre estratégico entre las estaciones de Lille-Flandres y Lille-Europa, entre la ciudad moderna y la antigua Lille, Swam debe su nombre al antiguo cuartel militar de Souham. Sus terrazas dan al parque Henri Matisse y a la Puerta de Roubaix por un lado y al Viejo Lille por el otro.