5 aspectos culturales destacados de Auvernia-Ródano-Alpes

En Auvernia-Ródano-Alpes no nos hace falta una máquina del tiempo. Restos antiguos, fortalezas medievales, los más bellos pueblos, lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, monumentos renacentistas o arte románico... ofrecen las claves de un fabuloso viaje al pasado de la región. El arte contemporáneo está omnipresente, y la gastronomía y el vino son reconocidos en todo el mundo. He aquí cinco aspectos culturales destacados de esta vasta región del centro y el este de Francia.

1. Lyon: la capital regional y gastronómica

Tal vez ninguna otra ciudad de Francia como Lyon (Enlace externo) encarna tan bién el art de vivre francés, la alegre síntesis de todo lo que hace agradable la vida: comida, vino, cultura, amigos y familia. Desde su casco antiguo hasta las calles empedradas, pasando por las laderas de la Croix-Rousse y las hermosas plazas de la Presqu'île, Lyon te sorprenderá, todo ello a pie o en bicicleta. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, también está lleno de bouchons, restaurantes informales que sirven cocina tradicional lionesa.

2. La cueva Chauvet 2

Descubierta en 1994, la cueva de Chauvet (Enlace externo) contiene la obra maestra más antigua de la humanidad: cientos de animales dibujados de la vida, que datan de hace más de 36.000 años. Para preservar y compartir este testimonio excepcional, catalogado como Patrimonio Mundial de la Unesco, se ha creado la mayor réplica de una cueva del mundo: la cueva Chauvet 2. Después de asombrarte con la cueva (hay audioguías disponibles), ven entre bastidores con la exposición permanente para descubrir los desafíos de su restauración.

3. Los pueblos más bellos de Francia

¡22 de los 159 pueblos clasificados con Los pueblos más bellos de Francia (Enlace externo) están en Auvernia-Ródano-Alpes! Entre ellos, mencionemos Vogüé, a orillas del Ardèche, asomado a un acantilado, con sus calles anfiteatrales bordeadas de arcos y pasadizos abovedados. Pero también Lavaudieu, con su claustro románico y la pintura mural de inspiración bizantina que adorna su refectorio. Grignan, en el departamento de la Drôme, acaba de incorporarse a la asociación nacional, conocida por su castillo, que se ha convertido con el paso de los siglos en el mayor castillo renacentista del sureste.

4. Saint-Etienne: la ciudad del diseño

Saint-Etienne se convirtió en 2010 en "Ciudad Creativa del Diseño", siendo la primera ciudad francesa en incorporarse a la red de Ciudades Creativas del Diseño de la UNESCO y la segunda ciudad europea, después de Berlín. La Cité du Design, situada en una antigua fábrica de armas y convertida en un lugar de creación, investigación, formación y exposición para el diseño, es un símbolo de la ciudad. El Museo de Arte Moderno es otro de los lugares culturales más populares, con una de las mayores colecciones europeas de arte y diseño contemporáneo, mientras que Firminy es un complejo arquitectónico diseñado por Le Corbusier.

5. Experiencias gastronómicas y vitivinícolas

La región de Auvernia-Ródano-Alpes es una visita obligada para la gastronomía y los productos locales. Pastos de montaña, huertos y viñedos se combinan para formar la más rica de las despensas francesas. Entre los numerosos productos con DOP, destacan las aves de corral de Bresse, las castañas de Ardèche, las nueces de Grenoble, las aceitunas de Nyons, las lentejas de Puy y 17 quesos. Si te gusta el queso, encontrarás especialidades de montaña como la fondue, la raclette y la tartiflette. La región cuenta con un total de 10 viñedos, y 11 territorios han sido etiquetados "Vignobles & Découvertes" para ofrecer la mejor acogida enoturística.