5 sugerencias para disfrutar de la naturaleza en Auvernia-Ródano-Alpes

El excepcional patrimonio natural y los impresionantes paisajes de la región de Auvernia-Ródano-Alpes la convierten en un paraíso para los amantes de la naturaleza. Desde el senderismo en los Alpes y los volcanes de Auvernia, hasta el ciclismo a lo largo del Ródano y el baño en el lago alpino de Le Bourget, la oferta de actividades es innumerable. Estas son algunas de nuestras actividades favoritas.

1. La Gran Travesía de los Alpes, del lago de Ginebra a Niza

La Grande Traversée des Alpes por el GR5, a pie desde el lago de Ginebra hasta el Mediterráneo, una de las rutas de senderismo más bellas del mundo. Desde las verdes orillas del lago Lemán hasta las cumbres nevadas, desde los pastos de montaña saboyanos hasta los altos pueblos de los Alpes Marítimos, 620 km para descubrir la variedad de los paisajes alpinos. Se necesitan de 3 a 4 semanas de marcha para completar este itinerario.

Grande Angle - trek + velo (Enlace externo)
Chamina Voyages (Enlace externo)

2. ViaRhôna, del lago de Ginebra al Mediterráneo

ViaRhôna (Enlace externo) tiene una gran ambición: llevarte en bicicleta, a lo largo del Ródano, desde el lago de Ginebra hasta las playas mediterráneas de Francia. Esta ruta ciclista de 815 km, aún en construcción, lleva al ciclista desde los panoramas alpinos hasta las playas de la Camarga, pasando por paisajes emblemáticos y ciudades como Lyon, Valence y Avignon, para terminar en Port-Saint-Louis o Sète, según el recorrido elegido. La ruta ciclista ViaRhôna despliega su historia y sus tesoros patrimoniales alternando vías verdes seguras y caminos compartidos.

3. Los volcanes de Auvernia

El parque natural regional de los volcanes de Auvernia (Enlace externo) es un tesoro natural único en Europa y, desde julio de 2018, el Alto sitio tectónico Chaîne des Puys - falla de Limagne ha sido reconocido por la Unesco como sitio geológico excepcional. El Puy-de-Dôme, el más famoso de estos gigantes dormidos, oficialmente "Grand site de France®", se eleva a 1.465 m, ofreciendo un panorama inigualable de los 80 volcanes de la Chaîne des Puys. El Puy Mary (1.758 m), otro gran lugar del macizo del Cantal, es también un ejemplo perfecto del patrimonio natural francés.

4. Los caminos de Santiago de Compostela

A lo largo de la Edad Media, Santiago de Compostela fue el más importante de los destinos para innumerables peregrinos. Para llegar a España, tuvieron que atravesar Francia, y los notables monumentos históricos que constituyen la actual lista del Patrimonio Mundial fueron hitos en las rutas que siguieron. En nuestra región, figuran la basílica de Notre-Dame-du-Port de Clermont-Ferrand, la catedral de Notre-Dame y el Hôtel-Dieu de Puy-en-Velay.

5. Los grandes lagos alpinos: el Lago del Bourget

El lago del Bourget, el mayor y más profundo lago natural de Francia, inspiró el famoso poema de Lamartine "El lago" y ha acogido a prestigiosos visitantes como la reina Victoria, que se alojó en el balneario de Aix-les-Bains (Enlace externo) . Hoy en día, los visitantes siguen disfrutando de las propiedades calmantes de las aguas curativas y de las actividades que se ofrecen en el lago, como la navegación, la natación y la pesca.

Cita en Auvernia-Ródano-Alpes