País Vasco, el arte del buen vivir y el buen comer

Viajar por el País Vasco francés es hacerlo por las tradiciones culinarias, agrícolas, ganaderas y artesanas que le han convertido en referente nacional e internacional.

El amor por la herencia propia se transmite al viajero en la belleza y cuidado de sus pueblos, en la calidad de sus productos autóctonos y en la calurosa bienvenida que siempre rodea la mesa vasca. Todo ello, exquisitos ingredientes con los que elaborar los mejores momentos para ser compartidos en el País Vasco francés.

EL BUEN COMER

La axoa de ternera y la sopa de pescado ttoro son dos de los emblemáticos platos tradicionales del País Vasco francés, que atesora cuatro Denominaciones de Origen Protegido (Vinos de Irouléguy, quesos Ossau-Iraty, guindilla de Espelette y cerdo Kintoa) y que reúne alrededor de 1.500 granjas que garantizan una gastronomía sostenible y de Km.0. Puedes conocer este sabroso patrimonio a través de visitas a las granjas, en un taller de pastelería en el Museo del Pastel Vasco, en una cata o siguiendo la ruta del queso con Denominación de Origen Ossau-Iraty.

EL BUEN VIVIR EN EL PAÍS VASCO FRANCÉS

Sus paisajes y tradiciones convierten a este territorio en uno de los más sin-gulares y atractivos de la región. Una identidad muy fotogénica que asoma en la arquitectura típica presente en los caseríos de Sare y Espelette, en las calles de Bayona o en las mansiones de estilo neo-vasco de San Juan de Luz y Biarritz. Y también en sus manifestaciones culturales, como en los bailes tradicionales o su artesanía, donde destacan los tejidos vascos, las alpargatas, las makilas y la alfarería.

DESCONEXIÓN Y SOSTENIBILIDAD

Volver a lo que realmente importa resulta muy sencillo en el País Vasco francés. Basta con acercarse al bosque de Iraty, el mayor hayedo de Europa, y descubrir sus itinerarios a pie o en bicicleta eléctrica. También es posible recorrer los tres nuevos senderos de interpretación trazados en el puerto de Lizarrieta, en Sare; moverte por Bayona en tranvía o en microbuses eléctricos y gratuitos o fomentar el desarrollo local participando en “Mis vacaciones en Eusko”, una iniciativa que fomenta el comercio local a través del uso de una moneda simbólica denominada Eusko.

Cita en el País Vasco, en Nouvelle-Aquitaine