Borgoña de la mano de Christopher Basteris

image__header__dijon__resizedshutterstock-7634926-place-de-la-liberation-dijon-cdoinjpg
Recorre Borgoña junto a Christopher Basteris, conocido influencer mexicano con gustos por la gastronomía y la buena vida. Situada en el Centro-Este de Francia, Borgoña es una invitación al descubrimiento, a la degustación y al intercambio, entre lugares declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, una gastronomía referncia mundial y la ruta de los vinos más antigua de Francia.

Llegar a Borgoña

Llegar a Borgoña desde París es sumamente fácil, basta con tomar un tren desde la estación Gare de Lyon en dirección a Dijon y en una hora y media estarás disfrutando de una de las regiones más famosas de Francia.

Dijon

Ver esta publicación en Instagram

HIPPIE HAPPY #explorefrance

Una publicación compartida de Christopher Basteris (@christopherbasteris) el

Dijon es una ciudad de arte e historia en la que la gastronomía y el art de vivre juegan un papel importante. El recorrido «Parcours de la Chouette» revela al visitante el patrimonio de la ciudad vieja, mientras que la ruta Grands Crus es perfecta para explorar los viñedos y catar los vinos más prestigiosos de la zona.

Beaune

Tras su paso por Dijon, Christopher tomó ruta a Beaune, con su emblematica plaza principal, sus famosos Hospicios de Beaune, los elegantes palacetes y antiguos conventos. Los Hospicios es un antiguo hospital del siglo XV de estilo gótico flamígero, con tejados polícromos, es mundialmente célebre por su viñedo de 60 hectáreas.

La ruta de los Grands Crus

Con cerca de 100 denominaciones, la Borgoña vinícola destaca por su gran diversidad de vinos (tintos y blancos) y los “climats”, los pagos modelados por unos suelos y unas exposiciones muy específicas. Aquí, en los 60 km de la Ruta de los Grandes Vinos, se suceden los nombres ilustres: Meursault, Gevrey-Chambertin, Clos de Vougeot, Nuits Saint Georges, Vosne-Romanée, Pommard, Aloxe-Corton, Puligny-Montrachet.

Ir más
lejos