La hermandad de Borgoña y Veracruz

Las planicies de la campiña borgoñona, cubiertas por la niebla del amanecer
Dos comunidades hermanas, separadas por el océano Atlántico, estrechan los lazos entre Francia y México, Champlitte en Borgoña y San Rafael en Veracruz.

Fruto de la imigración francesa a México en los inicios del siglo XIX, se fundó San Rafael en Veracruz. Hasta hoy trazos de la influencia francesa se encuentran en estas tierras. Pero este vínculo histórico ha trascendido las generaciones tanto en América como en Europa.

Museo de artes y tradiciones populares Champlitte / Borgoña

Desde la firma de la hermandad entre las dos ciudades en 1986, un renovado interés de los dos lados del Atlántico ha nacido. En Champlitte el Museo de Artes y tradiciones populares mantiene una sala dedicada a la cultura mexicana.

El día de muertos en Champlitte

Los altares, el pan de muerto y las catrinas se han vuelto comunes en Champlitte. En 2019 de la mano de dos estudiantes mexicanos venidos especialmente por la ocasión. La población de Champlitte ha hecho suya la tradicción mexicana y los lazos entre los dos continentes se viven activamente.

Fundación Casa Proal / Verazcruz

Paralelo a la iniciativa de la Maison Couturier, se creó la casa Proal (Enlace externo) . Un proyecto de residencias para artistas francófonos que busca "poner en práctica durante un período de cuatro meses un proyecto in-situ dedicados al arte y la naturaleza".
La familia Proal originaria de Barcelonnette da nombre a esta casa y al origen de este proyecto.

Maison Couturier / Veracruz

Ver esta publicación en Instagram

#MaisonCouturier 📸 @nicanorgarcia #habitaLOVESyou

Una publicación compartida de Grupo Habita (@grupohabita) el

Maison Couturier (Enlace externo) es una antigua finca en el trópico veracruzano construida por inmigrantes franceses en el siglo XIX.

Este hotel guarda las tradiciones culinarias de la región y integra productos locales en su menú.

Las tradiciones culinarias

Los franceses trajeron sus tradiciones a México. Una de las que perduró hasta hoy es la gastronomía. El queso cancoillotte aún se produce en la región siguiendo la receta de los primeros inmigrantes que llegaron a México.

Ir más
lejos