Escapada al bosque de Brocéliande con la que siente predilección por la niebla

El bosque de Brocéliande hace soñar a algunos. La fotógrafa Alice Bertrand, que siente una gran pasión por la niebla, ha tenido la suerte de vivir en él…

Este bosque siempre está bonito, pero el otoño es mi estación preferida: todo cambia de color antes de dormirse para pasar el invierno.

Este bosque siempre está bonito, pero el otoño es mi estación preferida: todo cambia de color antes de dormirse para pasar el invierno.

Los helechos se inflaman pero los pinos se mantienen verdes. Dejan pasar apenas algunos débiles rayos matinales. ¡La luz perfecta para la fotografía que me gusta!

En invierno, no todos duermen: ¡algunos trabajan! Como Alain, especialista del arrastre de madera con caballos, ¡todo un apasionado! Cuenta a todos los que le quieran escuchar el interés de este tipo de actividad.

En invierno, no todos duermen: ¡algunos trabajan! Como Alain, especialista del arrastre de madera con caballos, ¡todo un apasionado! Cuenta a todos los que le quieran escuchar el interés de este tipo de actividad.

Los caballos pasan por todas partes y atraviesan el bosque sin dificultad.

A mi amiga Amandine y a mí, nos gusta ir a las landas en invierno, nos encanta, no hay nadie y los colores son geniales para las fotos.

A mi amiga Amandine y a mí, nos gusta ir a las landas en invierno, nos encanta, no hay nadie y los colores son geniales para las fotos.

Una de las planta típicas de las landas es el brezo: ¡sus pequeñas flores en colores aterciopelados son tan fotogénicas!

En esta ocasión, Amandine tuvo la maravillosa idea de elaborar unas Amarettis: ¡unas galletitas tan dulces como exquisistas! Qué bien me conoce...

En esta ocasión, Amandine tuvo la maravillosa idea de elaborar unas Amarettis: ¡unas galletitas tan dulces como exquisistas! Qué bien me conoce...

Brocéliande también nos ofrece estanques y este es mi preferido. Paso junto a él cada mañana y nunca presenta el mismo aspecto. En este momento, está dormido, envuelto en la niebla, monocromático... Perfecto como decorado para una película, ¿verdad?