Burdeos contado por Rachel Hubert, viticultora ecológica de Blaye

Rachel Hubert, viticultora ecológica en medio de las viñas de la finca familiar de Blaye, cerca de Burdeos.

Seguimos a Rachel Hubert, viticultora bio del dominio familiar cerca de Blaye, al norte de Burdeos. Descendiente de una familia de viticultores establecida en el Château de Peybonhomme-Les-Tours desde 1895, nos cuenta sus lugares y momentos favoritos en Burdeos y sus alrededores y nos revela sus direcciones favoritas. Entrevista en medio de las viñas.

En el dominio de los Hubert, el vino se produce de generación en generación desde finales del siglo XIX, en Château Peybonhomme-les-Tours con la denominación Blaye-Côtes-de-Bordeaux, y en Château La Grolet con la denominación Côtes-de-bourg.

Vino elaborado en biodinámica en Blaye

Seguimos a la hija de la familia, Rachel, hasta la finca ubicada justo a la entrada de Blaye en el borde del estuario de Gironde, al norte de Burdeos. Las parcelas de arcilla y piedra caliza, que dan su carácter al vino, están ubicadas en las laderas y dominan la Gironda en un magnífico paisaje. El vino de la finca, en cuvées blanco, tinto y rosado, se elabora mediante métodos biodinámicos.

¿Los momentos favoritos de Rachel Hubert? El amanecer y el atardecer a ambos lados de la finca, y el momento en que se oye el canto de los búhos al anochecer.

Una selección de vinos absolutamente fantástica

Le preguntamos cuál es su restaurante favorito: para una ocasión especial, Garopapilles es su preferido; el restaurante con estrella Michelin, situado en el centro de Burdeos, está dirigido por un dúo de chef y de un sumiller, y ofrece "una cocina muy creativa y una selección de vinos absolutamente fantástica".

¿Un lugar que merece ser conocido? Blaye, la pequeña y encantadora ciudad junto a al dominio de Peybonhomme, desde donde se puede continuar con un paseo por la orilla del río hasta la pequeña ciudad de Bourg-sur-Gironde. Allí encontrarás casas trogloditas, y los "carrelets" del estuario de la Gironda, instalaciones que los pescadores utilizan para capturar las "chevrettes", estas pequeñas gambas rosadas que se sirven simplemente hervidas con anís e hinojo silvestre, suficientes para vivir un momento "fabuloso a la hora del aperitivo con una copa de vino blanco ". Momentos preciosos del arte de vivir de Burdeos compartidos por Rachel Hubert...

Cita en Blaye, cerca de Burdeos 

Ir más
lejos