8 lugares para almorzar al sol junto al Garona

1. Astilleros gastronómicos

1. Astilleros gastronómicos

Los navíos en construcción han dado paso a las grandes mesas en los antiguos hangares de los astilleros navales del Garona en Burdeos. Los mariscos y otros crustáceos directamente traídos por los mariscadores locales aguardan a los marineros de agua dulce. Ven con nosotros, hemos reservado una tumbona en la playa para ver la puesta de sol.

2. Estilo guinguette

2. Estilo guinguette

A orillas del Garona, en pleno parque Angéliques (seguimos en Burdeos) encontramos Chez Alriq. Una guinguette (bar popular al aire libre) con aires de paraíso bucólico, donde tomar unas tapas en un ambiente sin pretensiones. Ya hemos pedido por ti. Quedamos para picar algo en la cabaña, al fondo del jardín.

3. Street food en el puente

3. Street food en el puente

¡Todos a bordo! Con su puente de 687 m², el I.Boat no carece de espacio. Amarrado en el barrio de los Bassins à Flot en Burdeos, nunca larga amarras y las mesas siempre están dispuestas. El menú propone una nueva versión de la comida callejera... ¿Prefieres comer dentro o en la cubierta, con vistas a la base submarina? Por la noche, la barcaza se convierte en un club de techno. ¡Todos a la pista!

4. Pícnic en la granja

4. Pícnic en la granja

Coge tu pícnic y a tus amigos y únete a nosotros en el parque de l’Ermitage en Lormont. Disfrutaremos de nuestro sándwich a la sombra de los árboles, junto al agua, antes de ir a dar de comer a los animales de la granja pedagógica Iris. Luego subiremos al mirador y admiraremos la Cité du Vin en la distancia. También podemos coger la lanzadera naval Bat3 para llegar a la hora del aperitivo.

5. Una parada náutica

5. Una parada náutica

La Halte nautique en Lagruère, a orillas del Canal du Midi, al sur de Marmande, es accesible a pie, en bicicleta o en barco. ¿Qué podría ser mejor? Es perfecto para ir en familia, en pareja o con amigos, para disfrutar de la merienda delante de una copa o de las tablas "combinadas" para picar por la noche. ¿No tienes ganas de irte? ¡Te entendemos! Puedes quedarte en el camping.

6. Almuerzo en la esclusa

6. Almuerzo en la esclusa

Cuando pases por Marmande, haz una parada en La Chope et le Pichet en Villeton. Thierry y Katharina han sabido conservar el espíritu de esta antigua casa de esclusas, el lugar ideal para abrir las compuertas de tus papilas gustativas para que se deleiten con sus platos de estilo bistró. Después del postre, puedes dar un paseo por el canal del Garona para hacer la digestión.

7. Place du Tertre

7. Place du Tertre

Quedamos en lo alto de la colina en Meilhan-sur-Garonne. Desde aquí, el Garona y su canal lateral dan la impresión de ser los maestros de Lot-et-Garonne. Brigitte se encargará del almuerzo en su restaurante, Le Tertre, ¡tiene el nombre perfecto! Después volveremos a coger nuestra bicicleta y seguiremos el camino del medio.

8. Café ciclista

8. Café ciclista

A pocas pedaladas del magnífico canal del puente de Agen, te veremos en el Café Vélo, donde las bicicletas son más que bienvenidas. ¿Un pinchazo? Puedes repararlo en el taller. ¿Necesitas consejos sobre las mejores rutas ciclistas locales? Solo tienes que preguntar en el bar cuando pidas tu tarta bio para comer. (¡Pedalear da hambre!) ¿No tienes bicicleta? Tranquilo, no te vamos a echar, pero te podemos alquilar una. ¡En marcha!

Para llegar a todos estos lugares, toma el carril para bicicletas del canal Deux-Mers, que une el Mediterráneo con el Atlántico a lo largo de unos 800 kilómetros.