Los secretos de la perfumería en Grasse

¿Quieres conocer todos los secretos de los perfumes? Dirígete a Grasse, en la Costa Azul y su Museo Internacional de la Perfumería, de visita obligada. Un recorrido multisensorial y unas colecciones excepcionales muestran la historia de los perfumes, pero también de los jabones, maquillajes y cosméticos. Un viaje único en el mundo.

Bienvenido a Grasse, capital mundial del perfume. Fundado en 1989, el Museo Internacional de la Perfumería, también conocido por sus siglas, MIP, fue renovado la pasada primavera, unos meses después de que los perfumes de Grasse fuesen declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Completamente renovada, la museografía cuenta la historia de este saber hacer único y nos guía a través de los siglos que han marcado la evolución de la perfumería, de la Antigüedad hasta nuestros días.

Toda la historia del perfume

A través de un enfoque multisensorial, que combina el aspecto visual (películas, fotografías, textos…) y un dispositivo olfativo formado por más de un centenar de perfumes y flores, se aprende primero que la historia del perfume empezó en Egipto cuando los sacerdotes, considerados como los primeros perfumistas, preparaban composiciones especiales reservadas a las ceremonias rituales y a la corte.

Posteriormente, los usos del perfume se desarrollaron hasta formar parte de la vida cotidiana, para curar enfermedades y perfumar la vivienda. Pero fue bajo el dominio de Julio César cuando el uso del perfume alcanzó su apogeo. Incluso se llegó a asociar un perfume a cada divinidad.

Un suave perfume de seducción

Unos valiosos objetos elaborados con materiales poco habituales como el alabastro, la loza esmaltada, la cerámica o el vidrio soplado nos llevan hasta otra época: el Renacimiento.

El perfume adquiere otra función, la de seducir. Se cambia de perfume cada día y los envases, cada vez más sofisticados, se convierten en verdaderas joyas que se llevan incluso como colgantes.

Proseguimos el recorrido para llegar a las salas dedicadas a los periodos modernos y contemporáneos: el perfume se vuelve un producto industrial y mundial, que pasa de los excepcional a los habitual y se dirige a todas las categorías sociales.

Rosas, jazmines, lavandas y naranjos

Para explicar estos cinco siglos de historia y contribuir a proteger este valioso patrimonio, el museo aborda la historia de las fragancias bajo todos sus aspectos – materias primas, industria, diseño – y todos sus usos – artes decorativas, testimonios arqueológicos y materiales industriales.

Los procesos de fabricación del perfume, de la planta hasta el producto final, también están detallados. Rosas, jazmines, lavandas, geranios, naranjos… En efecto, los perfumes nacen primero en las plantas de la región o de otros lugares. En el marco único de los Jardines del Museo Internacional de la Perfumería, los visitantes pueden descubrir y sentir todas estas especies que proporcionan desde hace siglos las valiosas materias utilizada por la perfumería.