24 horas en el hotel Gray d’Albion en Cannes

A dos pasos del paseo de la Croisette en Cannes, Le Gray d’Albion es una de las estrellas del Grupo Barrière en la Costa Azul. Restaurado en la primavera de 2018, este hotel de 4* ha rejuvenecido conservando su elegancia discreta y refinada que tanto aprecian las celebridades del mundo del cine.

10 h: entrada de los artistas

Este es uno de esos establecimientos que los entendidos se recomiendan entre sí. Situado en la calle de Serbes en Cannes, justo detrás del paseo de la Croisette pero apartado de la agitación del frente de mar, Le Gray d’Albion es un oasis de tranquilidad. Tanto los habituales, como el cineasta italiano Nanni Moretti, como los nuevos clientes aprecian la nueva configuración del vestíbulo de entrada. Ahora se funde en una hermosa perspectiva con la recepción, la conserjería y el bar. Un mármol ligeramente veteado cubre las paredes, unos paneles de maderas preciosas amortiguan las conversaciones y la luz se filtra desde la gran escalera. El cliente toma posesión del lugar con suavidad.

11h: una ventana frente al mar

En pleno centro de Cannes, Le Gray d’Albion se presenta desde siempre como el refugio secreto de las estrellas del séptimo arte. Se comprende cuando al descubrir el confort refinado pero sin ostentación de sus habitaciones y suites. Un diseño depurado, un mobiliario transparente firmado por Philippe Starck, monocromía en seda, tonos beige y pardos que dejan que el azul del cielo de la Costa Azul se despliegue a través de los grandes ventanales. ¡Rápido: abramos las cortinas y disfrutemos de las magníficas vistas!

13h: comer en la playa

Imposible resistirse a la tentación. En la Croisette, frente al Mediterráneo, nos espera la playa de Le Gray d’Albion, accesible mediante un desembarcadero privado. Cuando hace buen tiempo, se puede comer con los pies en la arena o cenar bajo las estrellas en el restaurante La Plage. Clásicos italianos, pescados a la parrilla… Una delicia, al igual que la siesta en una tumbona… de incógnito!

17h: una pausa muy merecida

Ah, la calle de Antibes, sus escaparates y tiendas de lujo de alta costura y prêt-à-porter, de joyería, marroquinería y perfumería… La tarde ha estado dedicada al paseo, entre la Croisette y las hermosas calles comerciales de Cannes. Nos merecemos una pausa en el bar de Le Gray donde la carta promete delicias dulces o saladas.

19h: una puesta de sol romántica

Tras una sesión de estiramiento en el espacio de fitness del hotel y por el placer de disfrutar de esta luz incomparable que baña la Costa Azul, aprovechamos los últimos rayos de sol en la playa de Le Gray. En las terrazas panorámicas de las suites, mirando el mar, también estamos en primera línea. ¿Privilegiados? ¡Desde luego, durante una noche mágica!

20h: cena para iniciados

Es un secreto muy bien guardado. En un patio encantador rodeado de altas paredes que la protegen de los ruidos de la ciudad, La Terrasse du Gray es un restaurante célebre entre los amantes de la buena mesa. Uno tiene fácilmente la impresión de estar solo y nada impide quedarse un buen rato, ya que la terraza dispone de calefacción hasta que llegan los días de calor, abundantes en la Costa Azul...

8h: un amanecer gastronómico

Ayer noche, al regresar a nuestra habitación por los pasillos decorados con grandes fotografías de estrellas del cine, del cual Cannes es cada año la capital mundial en mayo durante el Festival, he visto la noche en tecnicolor. Esta mañana, a la hora del desayuno, el amanecer en la terraza, con vistas de Cannes y del interior de la Costa Azul, es igual de cinematográfico.

Cita en el hotel Gray d'Albion, en Cannes 

Ir más
lejos