Vamos a vivir grandes aventuras en las Islas de Guadalupe con Léa Camilleri

Léa Camillero en las Islas de Guadalupe
A menudo olvidada por los viajeros, Guadalupe es un archipiélago donde cada una de sus islas cada es más bella que la otra. Sigue a Léa Camilleri, "youtuber" francesa, en una escapada por estas cinco joyas rodeadas por las aguas del mar Caribe.

Rumbo a Basse-Terre

Para empezar esta aventura por Guadalupe de la mejor manera posible, subimos a bordo de un barco con una excepcional asociación, el Shelltone Whale Project, formado por biólogos marinos y bioacústicos que estudian el canto de las ballenas.

Naël y Léa nos acompañan para observar y contar los cetáceos del santuario de Agoa. ¡Rumbo al gran azul para saludar a los delfines!
Con el Shelltone Whale Project, los cetáceos deciden si quieren verte, no el contrario. El respeto y la protección de las especies son puntos primordiales.

¡Y de repente aparece un delfín! Luego dos delfines.... Y entonces, ¡doscientos delfines! No he visto algo parecido en mi vida, ¡es impresionante! ¡Un espectáculo digno de las más bellas coreografía de baile!

Y a nuestra llegada al puerto... ¡Ballenas picudas! ¿Cuál es la probabilidad de que esta rara y tímida especie decida seguir nuestro barco? Decico conformarme con admirar las ballenas por primera vez en mi vida y mantener un poco de dignidad para no llorar... ¡Son muchas emociones para un primer día!

¿Todos estamos de acuerdo para decir que esta cabaña es una verdadera locura? Tendacayou es el mejor lugar del mundo para relajarse entre los árboles con los sonidos del bosque de fondo. Y eso nos viene de lujo porque dormir bien es justo lo que necesitamos antes de la aventura que nos espera mañana...

El ascenso del volcán de la Soufrière

Para poder llegar a la cima del famoso volcán de la Soufrière, es imperativo ir acompañado de un guía de media montaña. Y es Abel, de la asociación Bwa Lansan, quien nos acompaña. Lo que ocurre con la Soufrière es que en la cima sólo hay 50 días de cielo despejado al año. Así que cuando subes, nunca puedes estar seguro de ver algo.

Es la caminata más loca que he hecho en toda mi vida, desde la selva tropical hasta el paisaje desértico. Me duele todo, tengo la boca seca, no sé muy bien por qué he decidido venir. ¡Vamos, un esfuerzo más! Ya está, estamos a 1.467 m en el volcán de la Soufrière. Es impresionante.

Este volcán humeante de 200.000 años de antigüedad sigue activo. No libera lava, sino una mezcla de gases ácidos y tóxicos y vapor de agua. Estamos obligados a usar una máscara de gas para poder seguir avanzando.

El paisaje es rocoso y caótico, casi lunar, erizado de picos. Es como estar en otro planeta con todos estos cráteres. Nos quedamos sin palabras, hemos perdido la noción del tiempo. La lluvia empieza a caer sin que nos demos cuenta, es el momento de iniciar el descenso.

Dia de barranquismo

Como todavía estamos con sed de aventura, decidimos volver a la naturaleza, a la selva, esta vez para probar el barranquismo. Abróchate el traje de neopreno, ajústate el casco y átate los cordones porque vamos a descender en rappel por los cañones del Bouillante... ¡Y estamos muy nerviosos!

Estamos con Ryko de Canopée Guadeloupe, el que mejor conoce los secretos de la selva. En el programa: rapel de 22 metros sobre cuerda, senderismo, salto de 8 metros... Es realmente la actividad perfecta para sumergirse de lleno en la selva tropical y descubrir la riqueza de los paisajes guadalupanos.

Embarque para Les Saintes

Vamos a descubrir una nueva isla del archipiélago de Guadalupe... y no la menos importante, así que ¡agárrate! A sólo una hora en barco de Basse-Terre se encuentra Les Saintes, un archipiélago formado por dos islas: Terre-de-Haut y Terre-de-Bas. Les Saintes forma parte del club de las bahías más bellas del mundo, ¡nos preparamos para ver algo excepcional! Y es totalmente merecido porque Les Saintes es el paraíso en la tierra, una belleza para caer en el olvido.

Es el panorama ideal para subirse a un kayak transparente y admirar el mar Caribe y sus corales que, a pesar de los ciclones, vuelven a crecer con colores más vivos uno tras otro.

Venir a Les Saintes sin probar la pastelería local sería un pecado! Tan solo escuchando el nombre tendrás ganas de hacerlo: "le tourment d'amour". ¡Los mejores son los de Ciellette!

Rumbo a Marie-Galante

Tenemos que esperar hasta el anochecer para desvelarte el motivo de nuestra visita a Marie-Galante. Mientras tanto, ¡descubrimos juntos esta isla que sólo conocía a través de las letras del cantante francés Laurent Voulzy!

¡Aquí todo es chill! Antiguamente reservada a las plantaciones de caña de azúcar, la isla cuenta con un impresionante patrimonio artesanal e histórico, pero también es ideal para disfrutar de la belleza de sus paisajes tropicales.

Se acerca el momento tan esperado... Tomamos la carretera en dirección a la playa de Folle Anse para reunirnos con Cyril de la asociación EcoLambda y patrullar con él esta noche para observar la puesta de tortugas marinas. Recorremos la playa en busca de rastros de tortugas que salgan del mar.

Hemos estado caminando durante casi 3 horas. Sucede que algunas noches no hay tortugas que vengan a desovar a la playa, pero el simple hecho de patrullar bajo las estrellas es mágico.

No sé si hemos tenido una estrella de la suerte desde que estamos en Guadalupe, pero cuando volvemos... Una enorme tortuga está poniendo huevos.

Lo que me ha gustado de EcoLamda es el enfoque más respetuoso posible, la amabilidad y el deseo de compartir el amor por toda la biodiversidad.

Parada en Petite Terre

Realizamos una parada en Petite Terre, una pequeña isla salvaje que pertenece a la isla de la Désirade, que a su vez forma parte de las Islas de Guadalupe. ¿Todavía me sigues? En esta isla, las verdaderas jefas son las iguanas, ¡poca broma!

Pasamos la tarde nadando en las aguas turquesas del Mar Caribe... cuando de repente... ¡una tortuga! Creo que nunca me cansaré de nadar con una tortuga. Es la mejor sensación del mundo.

Última parada en Grande-Terre

Nuestra última parada es Grande-Terre. Un viaje a las Islas de Guadalupe sería incompleto sin visitar el Centro Caribeño de Expresión y Recuerdo de la Trata de Esclavos y la Esclavitud, el Memorial ACTe. Se encuentra en Pointe-à-Pitre y es un lugar simbólico.

Es importante, como visitante del archipiélago, comprender mejor su historia. Además de ser directamente de los guadalupeños y de los habitantes del Caribe, la historia de la esclavitud y de la trata de esclavos concierne a toda la humanidad.

Ofrecer un lugar de memoria y de investigación significa unir al mundo en torno a un pasado común, pero sobre todo significa comprometerse a plantear la cuestión de la libertad, de todas las libertades y de la convivencia. El Memorial ACTe nos permite decir al mundo que esta lucha por la dignidad humana no ha terminado.

Así termina nuestra aventura en las Islas de Guadalupe. Un intenso viaje por las 5 islas del archipiélago, cada una más bella que la otra.

Durante estos días he soñado con los ojos abiertos. Llené mi corazón con hermosos encuentros como el de Taïna nuestra guía que nos acompañó las 24 horas del día. He reído, he llorado, he saboreado, pero sobre todo me he enamorado de las islas de Guadalupe...

Cita en las islas de Guadeloupe