D Day: 48 horas para el recuerdo en las playas del Desembarco

El 6 de junio, el "Día D", Normandía celebra el 75º aniversario del desembarco de las tropas aliadas en sus costas. Aprovechamos para (re)descubrir estas playas que han marcado para siempre la historia así como los alrededores durante una estancia, entre visitas, paseos y encuentros.

Establecemos nuestra base en Caen

Nada mejor que una visita al Memorial de Caen para refrescar sus conocimientos sobre el Desembarco y sobre la II Guerra Mundial. Es la oportunidad de descubrir su nuevo espacio (a partir del 6 de junio), una sala de cine inmersivo que presenta la historia de Europa en el siglo XX. Tampoco nos olvidaremos de admirar las célebres “Cuatro Libertades” del pintor Norman Rockwell que se exponen por primera vez fuera de Estados Unidos dentro de la exposición “Rockwell, Roosevelt y las Cuatro Libertades”, del 4 de junio al 27 de octubre de 2019.
Memorial de Caen (Enlace externo)

Una bocanada de aire marino en Omaha

Frente al mar, con los pies en la arena, uno se impregna del ambiente tan especial de esta playa. Difícil imaginar que este lugar tan tranquilo se transformase, la mañana del 6 de junio de 1944, en un campo de batalla. Observamos cómo sube la marea, cuyas olas rompen poco a poco sobre “Les Braves” (“Los valientes”), las tres esculturas monumentales de la artista Anilore Banon que simbolizan el valor de los combatientes. Detrás nuestro, el cementerio estadounidense de Colleville-sur-Mer invita al recogimiento, mientras paseamos entre las cruces blancas alineadas con precisión sobre el césped verde brillante.

Después de que el aire del mar nos haya abierto el apetito, nos dirigimos a La Chenevière, un hotel de 5 estrellas situado en Port-en-Bessin, entre Colleville-sur-Mer y Arromanches, para cenar en compañía de unos veteranos estadounidenses que participaron en el Desembarco. Una oportunidad única de conocer a estos hombres que hicieron la historia y charlar con ellos alrededor de una comida en el restaurante gastronómico Le Botaniste. Y para reponernos de este día cargado de emociones, a buen seguro no nos costará conciliar el sueño en la tranquilidad de una de las 29 habitaciones del castillo.

La Chenevière (Enlace externo)
Cenas excepcionales organizadas cada dos jueves, del 18 de abril al 28 de noviembre de 2019.

Visitamos el Muro del Atlántico en Longues-sur-Mer

Tras pasar por el puerto pesquero de Port-en-Bessin, nos dirigimos a Longues-sur-Mer, a unos kilómetros, donde se encuentra una antigua batería alemana declarada monumento histórico. Durante una visita guiada (en francés y en inglés), aprendemos más sobre esta destacada obra del Muro del Atlántico que desempeñó un papel estratégico en el Desembarco y de la que todavía hoy se puede ver un puesto de mando así como cuatro casamatas con cañones de origen.
Batería de Longues-sur-Mer (Enlace externo)

Pedaleamos a lo largo del litoral

¡A pedalear! Desde la batería de Longues-sur-Mer, tomamos el nuevo tramo de la ciclorruta Litoral del Bessin, inaugurada la primavera pasada, para llegar a Arromanches. En el camino, disfrutamos del paisaje y de las vistas sobre los vestigios del puerto artificial Winston Churchill construido por los aliados durante el verano de 1944.
Ciclorruta Litoral del Bessin (Enlace externo)

Revivimos la batalla de Normandía

Antes de descender a la playa, realizamos una pausa en los altos de Arromanches, en el cine con pantalla circular Arromanches 360. Durante 20 minutos, la película “Los 100 días de Normandía”, proyectada en alta definición en 9 pantallas, nos sumerge en medio de la batalla del mismo nombre gracias a numerosas imágenes de archivo, muchas de ellas inéditas.
Arromanches 360 (Enlace externo)

Hacemos acopio de dulces

Imposible terminar esta estancia sin pasar por Asnelles, a unos kilómetros de Arromanches. En esta pequeña localidad costera, que vio desembarcar a las tropas británicas la mañana del 6 de junio de 1944, son muchos los que acuden a Les Sablés d’Asnelles, una bizcochería artesanal en funcionamiento desde 1904. Quedamos cautivados por la última novedad, los Carasnelles, un sablé a base de caramelo de Isigny.
Les Sablés d'Asnelles (Enlace externo)

Cita en las playas del desembarco en Normandía