Fin de semana deportivo en la Suiza Normanda

Mis amigos y yo somos aficionados a las actividades al aire libre, así que hemos decidido pasar un fin de semana deportivo en el campo. Hemos viajado a la Suiza Normanda, una región pintoresca y de suave relieve al sur de Caen, conocida por su oferta de actividades al aire libre, como el senderismo, la vía ferrata o la canoa.

Senderismo en las colinas

Son justo las 10 de la mañana cuando me reúno con Nathan, Clément, Céline y Matthieu en la localidad de Vey para nuestra primera actividad del día: un recorrido a pie de 9 kilómetros a través de la Suiza Normanda, entre el Pain de Sucre y los Rochers de Parcs, dos lugares destacados de esta región. Equipados con nuestras mochilas y calzado de senderismo, pasamos delante de la iglesia y cruzamos un camino que conduce hasta el bosque. Tras unos dos kilómetros de subida, llegamos a la cumbre de un acantilado. Frente a nosotros se dibuja el pintoresco pueblo de Clécy, situado abajo entre los meandro del Orne. Realizamos algunas fotografías de estas magníficas vistas antes de proseguir hacia la Ruta de las Crestas, un lugar de parapente popular en Normandía.

Unos kilómetros más adelante, hemos cruzado el valle y disfrutamos del aire fresco del campo. Con sus valles y colinas hasta el infinito, comprendemos de donde viene el nombre de “Suiza Normanda”. Detrás nuestro, varias personas se disponen a lanzarse en parapente y los observamos durante unos momentos, antes de continuar nuestra ruta hacia los Rochers des Parcs. El camino es escarpado y el recorrido se vuelve más exigente. Finalmente alcanzamos la cumbre y somos recompensamos con unas vistas espléndidas del viaducto que cruza el Orne.

Escalar las rocas

Tras una pausa bien merecida para comer en un chiringuito popular a orillas del Orne, partimos al encuentro de Paul que será nuestro guía para la actividad de la tarde: una vía ferrata. Con cascos, arneses y mosquetones abrochados, iniciamos el ascenso con una subida vertical de 25 metros, con Mathieu y Nathan al frente. Los sigo lentamente, acostumbrándome paulatinamente a utilizar mis piernas y brazos para propulsarme más arriba, nivel a nivel. Gano confianza gracias al aliento de mis amigos. Cuando alcanzo la cornisa, siento una gran satisfacción y las vistas increíbles sobre el Orne son una verdadera recompensa a mis esfuerzos.

Tardamos aproximadamente una hora en recorrer el camino de escalada que nos reserva unas hermosas sorpresas con sus numerosas pasarelas de madera y cuerdas que hay que cruzar. Una vez que todos hemos llegado, es el momento de lanzarse a la tirolina. Antoine, nuestro segundo guía encargado de nuestra seguridad, me prepara y me informa antes del gran salto. Al medida que tomo velocidad durante mi descenso, veo las colinas y la vegetación desfilar en unos segundos antes de terminar al fondo de valle. ¡Menuda experiencia!

Un cálido regreso

Tras esta jornada llena de aventuras, regresamos a la casa rural Lovey Nature en Clécy, donde pasaremos la noche. Sandy y Ludovic, nuestros simpáticos huéspedes, nos reservan una cálida bienvenida y caemos de inmediato rendidos ante el encanto de nuestra pequeña casa de piedra blanca, su decoración rural y sus muebles rústicos. ¡Y la guinda es que hay una sauna y un jacuzzi! El programa de la velada está claro: barbacoa, descanso y relajación bien merecidos. ¡No podíamos soñar con nada mejor!

Canoa sobre el Orne

A la mañana siguiente, disfrutamos de un delicioso desayuno en la terraza antes de partir para la tercera y última actividad del fin de semana: un recorrido en canoa sobre el Orne en el club de kayak Thury Plein Air. Una vez todos equipados y formados a las bases de la navegación en canoa por nuestro instructor Olivier, o “Ace” para los amigos, remamos e iniciamos nuestra subida hacia lo alto del río. La Suiza Normanda parece todavía mayor desde la canoa y el clima es perfecto para realizar esta actividad. En un momento dado, pasamos por una parte del río delimitada por boyas blancas y, uno tras otro, tratamos de maniobrar a través de esta estrecha porción de agua con nuestras canoas. Tras varios kilómetros, llegamos al final del recorrido y realizamos una batalla de agua muy divertida que nos deja completamente empapados. Nos cambiamos de ropa, damos las gracias a Ace y todos coincidimos en afirmar que con todas estas actividades en el agua, en tierra o en el aire, la Suiza Normanda es realmente un destino ideal para un fin de semana deportivo.

La Suiza Normanda

La Suiza Normanda toma su nombre de sus tierras boscosas, jalonadas y formadas por sus ríos y sinuosas colinas que pueden alcanzar los 300 metros. Esta parte menos conocida de Normandía es un paraíso para las actividades al aire libre.
Más información sobre la Suiza Normanda (Enlace externo)

Cita en la Suiza Normanda, en Normandía