Ardèche, un terreno de juego natural

Bosques encaramados a 300 y 1.000 metros de altura, paisajes contrastados, lagos, gargantas famosas en todo el mundo que esculpen cañones: tantos elementos naturales que hacen de Ardèche un destino perfecto para las actividades al aire libre.

Este territorio es el destino ideal para los amantes de las actividades suaves… o intensas.

Son muchas las rutas de senderismo que recorren este territorio. En Ardèche hay más de 600 km de caminos de Gran Recorrido (GR), 750 km de Senderos de País (GR de País) y más de 4.500 km de veredas.

¿Te gustan las sensaciones fuertes? Con un relieve adaptado a las exigencias del canyoning (montañas, cursos de agua), el departamento del Ardèche es el lugar ideal para realizar esta disciplina. Acompañado de un monitor, podrás practicar la escalada, la natación y la marcha: ¡sensaciones fuertes y refrescantes garantizadas!

También puedes descender las gargantas del Ardèche en canoa. Los 35 km de descenso de las gargantas (que incluyen 25 rápidos) son un desafío que no debe perderse todo aquel que desee vivir sensaciones fuertes en canoa. Este descenso puede realizarse durante un día o, mejor aún, en dos días, pasando una noche en vivaque en la Reserva Natural. Para las familias o para aquellos que no desean recorrer largas distancias, se puede realizar un mini-descenso de 7 km.

Cita en Ardèche, en Auvernia-Ródano-Alpes