7 cifras importantes sobre el viaducto de Millau

El viaducto de Millau, con 2460 metros de longitud, es una obra maestra de la arquitectura francesa que atraviesa la región de Occitania y domina el río Tarn.

Obra maestra de la arquitectura francesa, ¡el viaducto de Millau sigue dando que hablar! En pleno corazón de la región de Occitania, esta majestuosa estructura presta un gran servicio a los viajeros conectando Clermont-Ferrand y Béziers, y atrae todos los años a muchos curiosos... Los entresijos de este éxito en unas cuantas cifras.

2460 metros

Es el tamaño de la cubierta del viaducto de Millau, obra maestra de la arquitectura que permite atravesar el valle del Tarn en Aveyron. Cuando entró en servicio, en 2004, el viaducto de Millau se incluyó en el libro de los récords. Hasta 2013, fue el puente atirantado más largo (mantenido por un cable en pura tracción) del mundo.

13 años de estudios para un proyecto ambicioso

Titánico, ¡este proyecto no requirió trece años de estudios técnicos y financieros para nada! Hubo que superar enormes limitaciones relacionadas con la geografía de la zona y las condiciones climáticas de la región de Occitania. De hecho, en el valle del Tarn pueden soplar fuertes vientos a casi 200 km/h.

3 años de construcción

Tras las diferentes fases de concertación, estudios preliminares y financiación, el viaducto se construyó en apenas 3 años desde el inicio de las obras. ¡Una proeza técnica que reunió el saber hacer de miles de profesionales y hasta 600 personas al mismo tiempo en el lugar de trabajo en el punto álgido de la obra! Todo esto hace del viaducto de Millau una obra maestra de la arquitectura francesa.

2000 m3

Es la cantidad de hormigón que hubo que verter de una sola vez para llenar cada uno de los siete pilares que sostienen el viaducto de Millau. Con una superficie de 200 m² en la base, terminan en la punta con una superficie de 30 m². En total, se necesitaron unas 206 000 toneladas de hormigón para erigir la estructura.

36 000 toneladas

A primera vista, el viaducto de Millau parece suspendido en el aire desafiando a la gravedad. Los materiales de construcción no son ajenos a esta sensación: el acero y el hormigón confieren a este viaducto una estructura fina y resistente. Y, sin embargo, ¡se cuentan hasta 36 000 toneladas de acero para la cubierta y 1500 toneladas de cables bajo tensión que cubren la superficie de la estructura!

Un concentrado de tecnología

Una obra titánica, pero también un concentrado de altas tecnologías propias del mundo de la arquitectura y las obras públicas: encofrados autotrepantes, hormigones de alto rendimiento y materiales innovadores han servido para el éxito de una obra diseñada por el arquitecto británico Norman Foster y el ingeniero francés Michel Virlogeux.

¡1001 maneras de descubrir el viaducto de Millau!

Cualquier medio es bueno para descubrir esta obra maestra de la arquitectura. En primer lugar, ¡se toma el viaducto que alberga una autopista de 2x2 carriles! Y, a continuación, se puede admirar la proeza arquitectónica como más nos guste:

• Río abajo
• En canoa
• En calesa
• Senderismo
• En bicicleta
o en quad durante eventos especialmente organizados
• En autogiro, en ala delta o en parapente para disfrutar de una vista impresionante de toda la región y del viaducto de Millau desde el aire
• Visitando el "Viaduc Expo", espacio de exposición abierto todo el año
• En el "Sentier des explorateurs" (sendero de los exploradores) con un guía para acercarse lo más posible a este gigante de hormigón y acero

Cada año, casi 200 000 personas visitan desde todos sus ángulos esta gran estructura, un auténtico enlace a través de la autopista A75, que permite conectar París con el Mediterráneo.

Cita en el viaducto de Millau, en Occitania