Le Chocolat des Français: “¡en Francia también se hace un buen chocolate!”

El chocolate es un dulce muy popular en Suiza o Bélgica, ¡pero también en Francia! Todavía se guarda como un secreto, pero muchos grandes artesanos chocolateros están establecidos en Francia. Así Paul-Henri Masson junto con Matthieu Escande y Vincent Muraire, ha creado "Le Chocolat des Français" (el chocolate de los franceses). Un cacao 100% francés, ¡tan bueno como bonito!

Una marca que también se saborea con los ojos con sus singulares envases creativos y llenos de colores. Con sede en París, Le Chocolat des Français se basa en tres elementos fundamentales: lo “bueno”, lo “bonito” y “Francia”. Un chocolate que busca ser gastronómico, 100% pura manteca de cacao, 100% natural, sin aceite de palma, sin conservantes y producido en Francia, ¡por supuesto! A continuación, una (sabrosa) entrevista con uno de sus creadores, Paul-Henri Masson.

¿Cómo nació Le Chocolat des Français?
Lanzamos Le Chocolat des Français en la 20ª Feria del Chocolate de París, en octubre de 2014. La idea era fabricar en Francia una gama de deliciosas tabletas de chocolate artesanales, cuyos envases enarbolan con orgullo las ilustraciones de artistas variados. ¡Unos chocolates que primero te entran por los ojos y luego por la boca!

¿Y por qué este nombre "Le Chocolat des Français"?
Si nuestros amigos belgas y suizos tienen una clara ventaja en materia de chocolate industrial, en los concursos internacionales hoy los mejores chocolateros están en Francia, como por ejemplo Patrick Roger. Queríamos destacar su "savoir-faire" y demostrar que en Francia también se realiza un chocolate excelente.

¿De qué región de Francia procede "Le Chocolat des Français"?
Nuestras oficinas están situadas en París pero la chocolatería con la que trabajamos se encuentra en un pequeño pueblo de las Yvelines, a 1 h de la capital. Además, hemos abierto nuestra primera tienda en la Avenida de la Ópera en París. ¡Buena noticia para nuestros visitantes españoles enamorados del chocolate de visita en la capital francesa!

¿Cómo describirías vuestro producto y cuales son vuestras ofertas?
Nuestros productos se definen entre el arte y la gastronomía. Consideramos que cada tableta de chocolate es una pequeña obra de arte cuyo envase está ilustrado y firmado por un artista. En la actualidad proponemos una amplia gama de chocolates: tabletas, chocolatinas napolitanas, barras rellenas, huevos de chocolate, almendras cubiertas de chocolate…

¿Quiénes son los artistas con los que colaboráis para vuestros envoltorios y cómo los elegís?
Proceden de universos variados: cómic, ilustración, pintura, grafismo… Los escogemos por puro flechazo. En la actualidad, suelen ser ellos los que nos contactan, para presentarnos su trabajo. ¡Somos unos afortunados!

¿Qué chocolates o países os han influido?
Citaría la marca estadounidense Mast Brothers como ejemplo. Fue una de las primeras en devolver sus cartas de nobleza a la tableta de chocolate. Nos gusta mucho su filosofía.

¿Donde podemos encontrar vuestros chocolates en Francia?
Aunque nuestra marca de chocolate se vende principalmente en Internet y solo tenemmos una tienda propia en París, nuestros chocolates también se pueden encontrar en muchas boutiques parisinas y en toda Francia.

¿Tenéis nuevos proyectos?
¡Hacer un chocolate 100% francés! Queremos ir más lejos en nuestro compromiso de valorizar la artesanía del chocolate francés, trabajamos desde hace más de dos años con actores comprometidos en el relanzamiento de una industria del cacao de excelencia en los departamentos y territorios franceses de Ultramar. Cada haba de cacao tiene una firma genética específica de su tierra, y las habas de Francia de Ultramar eran muy apreciadas en el siglo XVII. Desde entonces han sido olvidados en la región en favor de otros cultivos menos costosos. El fruto de esta colaboración pronto nos permitirá ser los primeros en producir barras de chocolate 100% francés.

Por último, una pregunta de carácter puramente turístico: ¿de dónde eres y cuál es tu región favorita en Francia?
Soy un puro parisino y no me vería viviendo en otro lugar que no fuera mi ciudad natal. ¡Nunca me cansaré de todo lo que ofrece París!

Para saber más:

A leer también:

Cita en la tienda "Le Chocolat des Français", París 

Ir más
lejos