2 días al ritmo del cantar de las cigarras en Luberon

En ambos lados del verde macizo de Luberon, donde su pico llega a 1125 m, tenemos castillos, villas y viñedos, que proporcionan un estilo de vida único en la Provenza. Cuando la naturaleza exuberante y los talentosos artesanos se encuentran es difícil dejar este lugar excepcional.

Dia 1 - 10 horas: vamos al mercado en Lourmarin

El lunes en Cavaillon, el martes en Gordes, el miércoles en Gargas, el jueves en Roussillon, el sábado en Apt. Cada mercado ofrece la oportunidad de compra de productos de calidad y, también, disfrutar los rayos de sol en una terraza. El viernes en Lourmarin, las tiendas se abren bajo el castillo renacentista, enfrente al verde campo de la cancha de fútbol. Hecho con aceitunas, alcachofas o queso de leche de cabra, los aperitivos son servidos con mucha creatividad.

Mediodía: aproveche las trufas de verano en Ménerbes

En Luberon, las trufas son uno de los puntos fuertes de la región. Sea el acompañamiento del famoso tubérculo de invierno ‘melanosporum (trufa negra)’, o el más discreto ‘aestivum (trufa de verano)’ las trufas dan su toque especial. Con un precio más accesible, la trufa de verano es recogida en la Provenza entre los meses de mayo y julio. Podemos comprarla o degustarao en el restaurante de la ‘Casa de las Trufas de Ménerbes’. La casa también ofrece una buena lista de botellas auténticas con el sello AOC de Luberon, bajo la denominación del Valle del Ródano. Esta es la villa donde el pintor Nicolas de Staël residía y la fotógrafa Dora Maar caminaba.

14:00: Hacemos una siesta a orillas del agua

Después de una comida con las estrellas Michelin, o un pcinic, un momento de meditación es merecido. Un descanso con el sonido de los vientos entre los cerezos, el canto de las cigarras, el sonido de las aguas de una fuente... Este es un local donde el agua es abundante, a orillas del Aiguebrun, Calavon y Sorgue, o la laguna de La Bonde en la carretera para Ansouis.

16 horas: pedaleamos entre cedros y viñedos

Huertos de cerezos, viñedos y campos de lavanda cubren el relieve ondulado del macizo. Resulta muy agradable recorrerlo en bici. El Vaucluse está muy bien equipado con pistas para bicicletas, tiendas de alquiler y alojamientos con la etiqueta “Accueil vélo”. En particular, el Luberon ofrece por todo el territorio puntos donde recargar bicicletas eléctricas. En dos horas, partiendo por ejemplo de la Propiedad de la Coquillade, se cruza el puente Julien, antiguo puente romano sobre el río Calavon, se bordean los cedros centenarios, orgullo del Parque Natural Regional del Luberon, antes de subir al castillo de Sade que domina el pueblo de Lacoste. Desde allí, las vistas sobre el monte Ventoux son magníficas. ¿Quién es el campeón?
Itinerarios a descubrir en Vélo Loisir Provence (Enlace externo)

Día 2 – 10 de la mañana: revivimos unas películas míticas

Delante de la iglesia de Vaugines, bajo los plátanos centenarios, el banco de piedra aparece en la escena final de “La venganza de Manon”, de Claude Berri. El pueblo de Cucuron, en la montaña, sirvió de decorado para “El húsar en el tejado” de Jean-Paul Rappeneau, basada en la novela de Jean Giono, y para “Un buen año”, de Ridley Scott. El Domaine La Cavale propone a los cinéfilos explorar, a lo largo de dos horas, los lugares de rodaje de películas míticas.
Propiedad La Cavale
(Enlace externo)

13 horas: visitamos una propiedad típica en Bonnieux

Una fuente, una alameda de plátanos, suelo de grava, bojes y encinas: el Château La Canorgue es una de las 64 propiedades vinícolas de esta Denominación de Origen Controlada. Pertenece a la misma familia desde hace 200 años y Jean-Pierre Margan cultiva las viñas mediante la agricultura biológica desde hace 40 años.
Château La Canorgue (Enlace externo)

16 horas: descubrimos las especialidades artesanas

Resulta difícil elegir entre Okhra, el Conservatorio de los Ocres del Rosellón, y la Lamparería Mathieu de Gargas. O entre una fábrica de frutas confitadas y una destilería de lavanda. Finalmente nos decantamos por el aceite. Un sendero recorre los 4.000 olivares de la Bástida de Laval. En el molino, las explicaciones delante de las prensas, los filtros y la centrifugadora nos los enseñan todo sobre la extracción en frío del preciado jugo, garantía de este fruto verde apreciado por los grandes cocineros.
Bástida de Laval (Enlace externo)

Cita en Luberon en Provenza