5 direcciones entre tierra y mar para llenar de color el verano en Provenza

¿Y si no tuviésemos que elegir entre las cigarras y las gaviotas, los olivos y los pinos piñoneros? A orillas del Mediterráneo, la Provenza sumerge sus célebres verdes, ocres y blancos en un gran baño azul. Una paleta de colores que inspira: de Marsella a Toulon, nuevos establecimientos elegantes llenos de encanto invitan a realizar una pausa relajante con los pies en el agua. Un rincón Art Déco, una casa de familia “arty” o un símbolo del diseño: estas son 5 direcciones para saborear una Provenza llena de colorido entre la tierra y el mar.

¿Alfred (de Musset), Federico (Chopin) o Tamaris? Cada una de las 17 habitaciones del hotel de 3 estrellas George Sand tiene un nombre diferente sacado del universo amoroso o literario de la novelista, pero todas ellas abren sus postigos azul cielo al mar y a la playa de Sablettes… Al igual que la escritora, que se alojó en 1861 en el barrio de Tamaris al que calificaba como “paraíso terrestre”, aprovechamos estos lugares luminosos con un ambiente de pensión familiar para disfrutar de una verdadera pausa de bienestar con los pies en la arena o casi: algunas habitaciones están equipadas con un jacuzzi en la terraza donde uno puede chapotear frente al mar.
Hotel George Sand (Enlace externo)

Les Roches Blanches en Cassis: con el recuerdo de los Años Veinte

Blanco es el color de las calas que sirven de decorado para esta casa solariega del siglo XIX. Es también el sencillo tono elegido para esta residencia completamente restaurada dentro del espíritu Art Déco, como para realzar aún más los colores vivos del paisaje: el verde de los jardines acondicionados en terrazas, el azul profundo del Mediterráneo y los ocres tornasolados del acantilado del cabo Canaille. Entre las habitaciones y suites decoradas con estilo, las piscinas con líneas estudiadas y los restaurantes gastronómicos, en este hotel de 5 estrellas se saborea un arte de vivir único que recuerda el ambiente de los “años locos”, cuando Winston Churchill o Edith Piaf también acudían a descansar a orillas del mar.
Les Roches Blanches (Enlace externo)

Les Bords de Mer en Marsella: un elegante nidito al borde del agua

Del hotel Richelieu pervive el aspecto Art Déco, las vistas increíbles sobre el mar y el perfume de la felicidad de las vacaciones de antaño. Nueva dirección chic al borde del mar en Marsella, este edificio de los años treinta se ha transformado en un hotel de autor a mayor gloria del Mediterráneo. En este hotel acogedor de 4 estrellas todo está estudiado para destacar las vistas del mar, desde las 19 habitaciones y suites donde se puede contemplarlo a través de los ventanales hasta el restaurante al borde del agua, donde uno puede navegar por una carta generosa en sabores marinos. ¿Ganas de sol? Bajamos a la terraza acondicionada sobre la playa de Catalans para tomar unas pizzas o unas ensaladas bio. Pero a la caída de la noche, subimos a la azotea para una cena bajo les estrellas, mecidos por el ruido de las olas...
Les Bords de Mer (Enlace externo)

Grand Hôtel de la Gare en Toulon: el espíritu de una casa familiar

“Quien se marcha de Toulon pierde la razón”, anuncia un proverbio escrito en una pared del comedor. Resume bien el espíritu original insuflado por la nueva generación al frente de este hotel familiar de 3 estrellas. Al estilo haussmaniano aderezado con piezas únicas encontradas por una abuela apasionada por las antigüedades se han incorporado referencias más contemporáneas: desde los peldaños de la escalera decorados con reproducciones de dibujos del siglo XX y artistas circenses que salen de los marcos para saltar sobre las paredes de las 39 habitaciones… ¡Para no desear marcharse de Toulon!
The Originals Boutique, Grand Hôtel de la Gare (Enlace externo)

Hotel Nhow Marseille: de diseño, provenzal y canalla

Al borde del mar, un mito sustituye a otro. Completamente transformado, el Palm Beach se ha convertido en el Nhow Marseille, nuevo símbolo del diseño de Marsella. Bancos de sardinas en acero inoxidable en el techo del Sky bar, grafitis en las paredes de las 150 habitaciones o un bar túnel psicodélico con sillones de creador… Como un recorrido iniciático, la decoración de este hotel de 4 estrellas juega con los contrastes entre el mar y la ciudad, la luz de Provenza y las sombras de una ciudad canalla. De la oscuridad al sol radiante, de un azul frío a un amarillo fuerte y cálido, uno se llena de sensaciones, entre paréntesis de descanso en el Spa Phytomer con agua de la fuente de la casa o una pausa gastronómica en el espacio luminoso de Bains de Saveurs.
Nhow Marseille (Enlace externo)

En savoir plus:

Cita en el litoral de Provenza 

Ir más
lejos