Un lago para terminar una excursión en los Pirineos

Para refrescarse, para hacer un picnic o simplemente para contemplar el paisaje… ¿Qué mayor motivación en verano que encontrar un lago al final de una excursión? Y en los Pirineos no es lo que falta: ¡más de 2.500 lagos de montaña a más de 700 metros de altura en todo el macizo! Síguenos para descubrir nuestros lagos preferidos.

El lago de Gaube: reflejos en las cumbres

En los Altos Pirineos, el lago de Gaube se encuentra situado a 1.725 metros de altitud, sobre el pueblo de Cauterets. Para acceder hasta él hay dos soluciones: el telesilla de Gaube, abierto en verano, permite subir hasta el nivel del lago sin esfuerzo, ya que luego quedan unos 20 minutos de marcha, en bajada, para llegar a él. Los más motivados partirán del Puente de España y caminarán 1h30 a través de los pinos. Allá arriba, el lago revela sus aguas transparentes en las que se reflejan las cumbre del Vignemale, que culmina 3.298 metros de altura.
Lac de Gaube (Enlace externo)

El lago de Suyen: para toda la familia

Hay que dirigirse al pequeño valle del torrente de Arrens, muy cerca de la presa de Le Tech, para una excursión accesible para toda la familia hasta el lago de Suyen. Desde la Casa del Plan d’Aste, se toma un sendero que serpentea entre los pinos, y el lago surge al cabo de media hora de marcha. Los más curiosos pueden seguir el paseo pasado el lago para descubrir una catarata y un refugio de pastor construido bajo una gran roca: la Toue de Doumblas.
Maison du Plan d'Aste (Enlace externo)

El lago de Le Pourtet y el lago Nère: pasamos a un nivel superior

Esta es una excursión más exigente, reservado a los senderistas expertos: hay que que contar alrededor de 6h30 de marcha, con un desnivel positivo de 1.200 metros, para realizar la vuelta a los lagos alrededor del macizo de la Cardinquère. En medio de un sublime paisaje rocoso, se descubre el lago de Le Pourtet (a 2 420 metros de altitud) antes de bajar hacia el lago Nère, a 2.309 metros de altitud. ¡Con un poco suerte, te podrás cruzar con unos íbices! Una experiencia inolvidable.
Lago del Pourtet y Lago Nère (Enlace externo)

El lago de Le Pourtet y el lago Nère: pasamos a un nivel superior

Esta es una excursión más exigente, reservado a los senderistas expertos: hay que que contar alrededor de 6h30 de marcha, con un desnivel positivo de 1.200 metros, para realizar la vuelta a los lagos alrededor del macizo de la Cardinquère. En medio de un sublime paisaje rocoso, se descubre el lago de Le Pourtet (a 2 420 metros de altitud) antes de bajar hacia el lago Nère, a 2.309 metros de altitud. ¡Con un poco suerte, te podrás cruzar con unos íbices! Una experiencia inolvidable.
Valle d'Ossau
(Enlace externo)

El bucle de los lagos del Carlit: para aquellos que quieren siempre más

11 lagos en una única excursión: ¿quién da más? La salida se realiza desde el lago de Bouillouses, cerca de la estación de Les Angles, en el Capcir. El sendero está bastante concurrido en verano, ya que conduce hasta el pico del Carlit, la cumbre más alta de los Pirineos Orientales. Varias opciones se ofrecen a los senderistas para descubrir esta serie de lagos: un pequeño circuito de alrededor de 3 horas o una vuelta más exigente para unas 5 horas de marcha.
Les Angles (Enlace externo)

El lago de Aumar: pinos y aguas

En el corazón de la reserva natural de Néouvielle, en el valle de Aure, el lago de Aumar se esconde a 2.192 metros de altitud. El sendero sigue primero las orillas del lago de Orédon antes de adentrarse entre los pinos, siguiendo un torrente y sus cataratas. Una vez llegado al lago de Aumar, se descubre el macizo del Néouvielle y su reflejo en las aguas cristalinas bordeadas de pinos: ¡mágico!
Reserva natural de Néouvielle (Enlace externo)

Cita en los Pirineos