Detrás de escena del Futuro Museo de Arte Moderno de Fontevraud

En la primavera de 2020, la Abadía Real de Fontevraud en el Valle del Loire albergará la colección privada de Martine y Leon Cligman en el nuevo museo de arte moderno. Las obras de Degas, Toulouse-Lautrec y Rodin se presentarán en un diseño escenográfico que resalta el camino de esta pareja de coleccionistas de arte. La France.fr nos ofrece una vista previa y abre las puertas de este nuevo museo.

“Cincuenta” es el número de años que le tomó a Martine y Leon Cligman reunir una valiosa colección de arte moderno, combinando pinturas, esculturas, tapices y otros objetos. Este es un verdadero trabajo realizado por la pareja entusiasta: Leon, un magnate textil, y su compañera artista Martine.

En la primavera de 2020, 900 piezas de la colección privada de Leon Cligman se unirán a las galerías del nuevo museo regional de arte moderno en la Abadía de Fontevraud en el Valle del Loire. Entre las obras expuestas se encuentran más de cien pinturas de los siglos XIX y XX con la firma de Toulouse-Lautrec, Degas, Soutine y Delaunay, y unas veinte esculturas inéditas de Auguste Rodin y Germaine Richier.

Fue precisamente el "Fannerie", un edificio antes dedicado a los establos de la abadía de Fontevraud y ubicado a las afueras del sitio, que fue elegido para albergar el nuevo museo. Las dos primeras plantas de este edificio de 1.000 m² presentarán las colecciones permanentes, mientras que la segunda planta más autónoma estará dedicada a exposiciones temporales.

En el corazón de la colección de los Cligman

La escenografía de la diseñadora Constance Guisset se centrará en restaurar la historia del arte a través de los ojos de los coleccionistas. El visitante será invitado al mundo de la pareja Cligman y comprenderá sus gustos y la lógica que los llevó a realizar estas adquisiciones. Algunas salas estarán dedicadas a un artista en particular, un movimiento ideológico o una técnica específica, mientras que otras incluirán obras de la misma sensibilidad para reflejar el deseo de la pareja.

Esta es una gran oportunidad para redescubrir la Abadía Real de Fontevraud, una de las ciudades monásticas más grandes heredadas de la Edad Media y cuya particularidad era que era una comunidad religiosa mixta dirigida por abadesas.